Ahora entiendo que esta persona no está atrapada; mantiene el mismo cuerpo y se esta reconciliando con él.

Permitan por favor que nos presentemos. Hace un poco más de un año, iniciamos un camino diferente al que nos habíamos propuesto con mi esposa e hija. Ese camino contemplaba estudios, viajes, mayor apego con familiares distantes, hacer vida en otros países entre otras cosas.
Un día de Julio de 2013 nuestra vida cambio, hizo un giro especial, muy diferente a lo que los seres humanos estamos habituados. Hizo un giro hacia lo profundo de nuestro ser como familia, un giro hacia nuestra conciencia y nos muestra una realidad desconocida, que incluso hasta paraliza.

Tratare de explicar lo acontecido.

Mientras Mónica, mi esposa, conducía el vehículo rumbo al Liceo para pasar a buscar a Andrea; en ese entonces nuestra hija, una niña de 12 años de edad, que había ingresado al séptimo básico en el Liceo. En la puerta de salida, Andrea con cierto grado de angustia recibía las últimas palabras de apoyo en instrucciones de sus compañeros y compañeras de curso, todo esto mientras esperaba a Mónica.
Llegada la hora de reunirse y al subir al vehículo, Mónica percibió que algo le ocurría. Mientras avanzaba por la calle, otros vehículos la apuraban, ella ligeramente y evitando pasar a llevar a alguien avanzaba. Al preguntar qué ocurría, Andrea muy angustiada y afligida le dice lo que pasa es que me siento un Hombre atrapado en un cuerpo de Mujer.

Mónica sorprendida, trata de asimilar rápidamente este pequeño relato, con un tremendo significado, que no alcanzaba a comprender. La distracción de los peatones y bocinas de otros vehículos no se hizo esperar, mientras se escuchaba el leve y angustioso llanto de Andrea.
Solo por un acto de inercia, Mónica condujo el vehículo hasta el departamento y cuando ingresan yo esperaba con la mesa dispuesta para que Andrea se sirviera algo de lo que se había cocinado de almuerzo. Observo a Andrea, entrar con la cabeza gacha llorando y a Mónica muy descolocada y angustiada. Pregunto ¿Qué sucede?, la respuesta fue; conversa con ella. Me dirijo al dormitorio, mientras se escuchaban más llantos de Andrea, abro la puerta y vuelvo a preguntar, ¿Qué sucede?, Andrea toma un poco de aire y me dice, es que soy un Hombre atrapado en un cuerpo de Mujer y me siento así desde chica.

Permítanme hacer una pausa en este relato. Escuchar de mi hija de 12 años decir que (es un hombre atrapado en un cuerpo de mujer), remece mis emociones, el corazón trabaja más rápido y la mente incrementa su trabajo, buscando respuesta a lo que escucha, las piernas titubean y no saben si avanzar hacia ella o esperar a que ocurra algo más. Es difícil, complejo, extraño. Como se debe entender lo que dice, con prejuicios, validando la información o tratando de usar palabras, para borrar o corregir lo que siente o dijo; exactamente no lo sé. Ahora entiendo que esta persona nuestra hija, no está atrapada; mantiene el mismo cuerpo y se está reconciliando con él.

Ocupando cierto grado de racionalidad, le doy un tremendo abrazo a nuestra hija, un abrazo de contención, comprensión y cariño, mientras ella lloraba. Ese abrazo fue eterno, en la habitación parecía que faltaba el aire. Hija tu mamá y yo buscaremos apoyo con los mejores profesionales para que nos ayuden en esto, te queremos mucho y siempre te apoyaremos. Nos miramos con mi esposa y con esa mirada nos dijimos tantas cosas en un segundo. Mónica contenía su llanto, parecía que solo quería estar ausente de todo lo que escuchaba fueron minutos difíciles, el fruto de nuestro amor, sufría por algo que no entendíamos pero era preciso estar ahí. Andrea Lloraba como los bebés lo hacen al nacer, necesitaba contención y calor humano de sus padres para volver a sentirse segura.

Esa fue la tarde del despertar de la conciencia y el nuevo nacimiento de nuestro hijo David Alexis, quién prefirió enfrentar y explicar que sentía a quienes ocupamos el primer círculo afectivo, apoyado por sus compañeros y compañeras de curso, para vivir una nueva vida.
Hoy a un año y poco mas de esto, David de 14 años corre, juega y canta, esta sonriente, estudia y vive como un niño, viste la ropa que siempre deseo y se siente respetado como hombre, por sus pares, profesores, familiares, amistades y se proyecta como profesional.

El resultado de la actual vida de David no es casual, se debe principalmente al apoyo nuestro y el de toda la familia, a la perseverancia, al estudio del tema, a la búsqueda en Chile y el extranjero de información de calidad sobre transexualidad. Pero esto también se genera gracias a profesionales que encontramos con mucho esfuerzo en el camino, los cuales nos costó al menos medio año el encontrarlos.
Todos y cada uno de estos niños y niñas transexuales, son un símbolo de la capacidad humana y superan las tendencias hostiles que se les presentan a diario; ellos solo requieren de nuestro apoyo para ser felices. Su hijo(a), también tiene derecho a serlo y necesita de usted.

En este nuevo caminar, poco a poco adquirimos conocimientos sobre diversidad sexual y sobre personas que transitan buscando su identidad de género, aprendimos a diferenciar a profesionales que están calificados para ayudar en ciertas áreas de estos temas; de otros que “dicen saber”.

Conocimos a familias con nuestras mismas complicaciones y preocupaciones, también organizaciones y fundaciones, estrechamos las manos de líderes y aprendimos de funcionamientos institucionales. Al mirar en macro, observamos las tremendas necesidades a nivel nacional de las cuales el estado no se hace cargo. Por otra parte, la información sencilla, clara y directa para personas comunes tampoco se encuentra con facilidad, hay mucha información que hace ruido en la web la cual nos toma tiempo el filtrar. Es fácil frustrarse al no encontrar en chile y en los primeros lugares de los buscadores, información seria relacionada con transexualidad en menores de edad.

Motivados por hacer algo que beneficie a nuevas familias en chile que buscan esta información y lograr realizar ciertos cambios, nace la idea familiar de crear un sitio web, donde este a la mano, toda la información necesaria para las familias con menores de edad transexuales.
El día 21 de Agosto de 2014, dimos por iniciado formalmente este proyecto, el cual esperamos crezca y se potencie semana a semana gracias a sus aportes.

En situaciones difíciles, donde el ser humano pareciera estar al límite, es donde se necesita la ayuda correcta o la información precisa. Nosotros vivimos la dificultad, sabemos de angustia y temores, pero aprendimos de ellos y nos concentramos en el optimismo la valentía y nos propusimos una meta. Si algo del contenido de sitio le es útil, logramos el primer objetivo.

www.transexualidad.cl
Facebook: Familias con menores y adolescentes transexuales

Muchas gracias por la confianza y, por favor difundir.
Atte. Juan Carlos Tapia
Mónica Jorquera

5 thoughts on “Ahora entiendo que esta persona no está atrapada; mantiene el mismo cuerpo y se esta reconciliando con él.

  1. Muy buen reportaje, una familia ejemplar que lucha y apoya a su hijo. Sigan adelante, son un referente de apoyo a otras familias.

  2. Muchisimas gracias por este testimonio , ha sido muy valioso para mi como Madre de una chica que va hace un tiempo por este camino y deseo ayudarla apoyarla como esta familia lo ha hecho maravillosamente.
    Vivo en Lima, Perú; deberé buscar aqui , si tienen información se las agradeceré mucho.
    Los felicito por su Asociación

    saludos y Bendiciones!

    • Hola; primero agradecer a usted, que como madre esta realizando la tarea, mas necesaria para estos niños y niñas trans; apoyar y validar. No hay nada más preciado para ellos que tener la comprensión y el acompañamiento familiar. Es eso precisamente lo que se requiere, acompañar.

      Me he puesto en contacto con personas de Perú, para que le indiquen donde acudir, para reforzar este acompañamiento. Apenas tenga respuesta le comunico. Un cordial abrazo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *