Aragón deniega un tratamiento hormonal a un niño transexual

Tiene 12 años y se siente chico desde muy pequeño a pesar de que nació con genitales femeninos. Un pediatra especializado en endocrinología recomendó un tratamiento con bloqueadores hormonales, pero la sanidad pública ha puesto todo tipo de impedimentos. Los padres han decidido acudir a un centro privado porque la edad del niño obliga a iniciar el proceso cuanto antes.

“Me siento discriminada y cuestionada por algunos médicos por pedir un tratamiento para mi hijo. La transexualidad no es una enfermedad ni una vergüenza. Siempre hemos vivido esta situación con total normalidad y ahora buscamos lo mejor para nuestro hijo”, afirma Natalia A., la madre.

Cuenta Natalia que con 3 años ya se ponía calzoncillos y elegía ropa de chico. Desde muy pequeño decía que él era un chico y que cuando fuera mayor se operaría. En el colegio aceptan que él es un niño con cuerpo de niña y usa los baños y vestuarios de chicos como uno más, y su situación es conocida en Benasque (Huesca), donde vive.

Hace ahora un año, un pediatra especialista en endocrinología les recomendó un tratamiento con la hormona GHRH. Sin embargo, ante la falta de respuestas por parte del hospital Miguel Servet, de Zaragoza, la familia se ha visto obligada a buscar solución en una clínica privada de Barcelona que trata a menores transexuales.

El tratamiento con bloqueadores hormonales para niños transexuales al llegar a la pubertad está muy desarrollado en países como EE UU, Holanda o Reino Unido. La Asociación de Familias de Menores Transexuales (Chrysallis) pide que se establezcan protocolos educativos y sanitarios para evitar la discriminación.

Fuente: EL VENTANO

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *