Chrysallis Aragón cierra el año con un encuentro de familias

La asociación aragonesa de Familias de Menores Transexuales, despide el año con un encuentro en el centro social que los capuchinos tienen en la capital.

Chrysallis es una asociación estatal con delegaciones territoriales en algunas comunidades autónomas. Una de estas comunidades es Aragón, las otras dos Andalucia y Madrid. Es un hecho bastante peculiar que una de las comunidades más despobladas disponga de esta delegación.

Chrysallis en si, es una asociación peculiar, por sus fines, por los socios, padres y madres valientes que la integran, de todo el estado español – incluso con alguna familia de emigrantes al otro lado del atlántico -, por no recibir subvenciones, por realizar reuniones y asambleas virtuales por whtatsapp, telegram o facebook,  por el crecimiento que ha experimentado en año y medio de existencia, por la tenacidad con que se defienden los objetivos…. La clave, es la implicación individual, y la motivación, la defensa de derechos fundamentales de personas, que son hijos e hijas, ignorados e ignoradas por las administraciones publicas, ausentes en los planes de diversidad, inexistentes en los libros de texto, alegales para los servicios sanitarios…

El domingo 28 de diciembre Crhysallis Aragón  realizó un encuentro de familias, despidiendo el año, pero sobre todo recibiendo el nuevo con energía renovada, por los abrazos, por las lágrimas contenidas, por los logros, por los esfuerzos infructuosos, por avanzar en compañía. Y aunque por las fechas y algunos imprevistos hubo algunas ausencias, una docena de familias y algunos adolescentes se reunían para compartir la jornada. El lugar de encuentro fueron las instalaciones del Centro Social San Antonio de Padua de la ciudad de Zaragoza, que fueron cedidas por los capuchinos para este evento y en las que también pudieron disfrutar de una comida de convivencia.

La jornada de carácter informal se inició a las once de la mañana con un espacio para saludos y presentaciones, en ese momento pudieron contar con la presencia del Dr. Labarta Jefe de Pediatría del Hospital Miguel Servet, que aprovechó el evento para saludar a las familias. Desde la asociación le trasmitieron la necesidad de un protocolo sanitario. Es curioso que en las comunidades vecinas Navarra, Valencia, Cataluña e incluso Castilla y León con su protocolo de atención sanitaria recién publicado, los menores no tengan dificultades para el acceso a unos tratamientos que llevan años administrándose y en Aragón la única solución dada hasta el momento por la administración sea la derivación a otra comunidad.

Otro de los temas que se comentaron fueron las dificultades de los Aragoneses para conseguir el cambio de nombre en el registro civil, aunque la legislación es estatal y en otras comunidades se han obtenido más de una docena de autos favorables.

De las experiencias relatadas por las familias cabe destacar que todos los relatos coinciden en que la aceptación social de estos niños y niñas una vez se informa y viven de acuerdo a  su sexo sentido, es total. En los pasos previos, los miedos, la desconfianza son sentimientos que suelen acompañar tanto a los niños y niñas como a sus progenitores creando en algunos casos ansiedad y angustia, el acompañamiento de otras familias hace que este paso sea más llevadero.

Uno de los testimonios que más impactó a las familias fue el de un joven zaragozano estudiante universitario de primer año, relató su vivencia con una profunda depresión de dos años en la que la idea del suicidio le ha acompañado y de la que está consiguiendo salir. Contó como después de asistir a una charla sobre transexualidad ofrecida por Chrysallis, se sintió identificado, hizo que sus padres viesen el documental el Sexo Sentido de Documentos TV, para que entendiesen su realidad y como aquella noche por fin pudo dormir bien.

Las sonrisas de los niños, niñas y jóvenes que por fin pueden vivir de acuerdo a su identidad, es la fuente de energía de la que se alimenta esta asociación de familias. Luchan porque derechos fundamentales como son el libre desarrollo de la personalidad, la intimidad o la prevalencia del interés del menor, sean universales también para las personas en situación de transexualidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *