“Cómo ayudo a los adolescentes transexuales a convertirse en quienes quieren ser”

La pubertad es un momento incómodo para casi todos, pero para los adolescentes transexuales puede ser una pesadilla, ya que nacen en cuerpos con los que no se sienten cómodos. En una charla comprensiva, el endocrinólogo Norman Spack cuenta la historia personal de cómo se convirtió uno de los pocos médicos en los Estados Unidos en proveer tratamiento a menores con terapia de reemplazo de hormonas. Al impedir los efectos de la pubertad, Spack le da a los adolescentes trans el tiempo que necesitan. (Filmado en TEDxBeaconStreet)

0:11 Quiero que todos piensen en la tercera palabra que se dijo sobre ustedes o, si estaban en un parto, acerca de la persona que nació. Y pueden articularla si así lo desean o decirla en voz alta. Las primeras dos fueron: “Es un/una …”

0:43 Bien, esto muestra que tratamos con asuntos donde no existe la certeza de si es un niño o una niña. Por eso, la respuesta mezclada fue muy apropiada.

0:53 Hoy en día la respuesta no llega al nacer sino en la ecografía, a menos que los futuros padres escojan la sorpresa como ocurría en nuestros tiempos.

1:04 Pero quiero que piensen qué es lo que nos lleva a esa afirmación en la tercera palabra. Porque la tercera palabra es una descripción de tu sexo, y con eso me refiero a que es una descripción de tus genitales. Como endocrinólogo pediátrico solía estar muy, muy involucrado y, en cierta forma aún lo estoy, en casos en los que no hay coincidencia en lo externo o entre lo externo y lo interno, y literalmente, debemos determinar cuál es la descripción del sexo. Pero no hay nada definible en el momento de nacer que los pueda definir, y cuando hablo de definición, me refiero a tu orientación sexual. No decimos: “Es un niño gay”; “una niña lesbiana”. Esas situaciones, en realidad, no se definen hasta la segunda década de la vida. Ni tampoco definen tu género, el cual, a diferencia del sexo anatómico, describe tu concepto acerca de ti mismo. ¿Te ves a ti mismo como hombre o mujer? ¿O en algún punto del espectro entre medias? Esto, en algunas casos, aparece en la primera década de vida, lo puede ser muy confuso para los padres, porque está bastante normalizado que los niños actúen conforme a los roles de género. De hecho hay estudios que demuestran que hasta el 80% de los niños que se comportan de esa forma no insistirán en querer ser del género opuesto cuando comience la pubertad. Pero, cuando comienza la pubertad, es decir entre los 10 y 12 años en niñas o entre los 12 a 14 en los niños, con el desarrollo de los senos o un aumento de 2 a 3 veces de los testículos en caso de los genéticamente masculinos, en ese momento particular, el niño que dice estar en el cuerpo equivocado es casi seguro que será transexual y es extremadamente improbable que cambie esos sentimientos, sin importar que se trate con terapia reparadora o cualquier otra cosa dañina.

4:23 Esto es bastante raro, así que tuve poca experiencia personal en esto, y mi experiencia fue más típica sólo porque atendía a adolescentes. Conocí a alguien de 24 años, que fue a Harvard genéticamente como mujer; tenía 3 compañeros de habitación que sabían toda la historia, un secretario que siempre lo anotaba en listas de materias como hombre, y vino después de graduarse y me dijo: “Ayúdeme, sé que sabe mucho de endocrinología”. Y sí, había tratado a mucha gente que nació sin testículos. Esto no era muy difícil. Pero hice un trato con él: “Te trataré si tu me enseñas”.

5:05 Y lo hizo. Y fue muy formativo cuidar a los integrantes de su grupo de apoyo. Luego quedé bastante confundido, pues creía que era bastante fácil a esa edad proporcionar simplemente hormonas del género que afirmaban ser. Pero después mi paciente se casó con una mujer que había nacido como hombre, se había casado como hombre y tuvo dos hijos, y luego se sometió a una transformación para ser mujer,

5:42 y ahora esta mujer encantadora estaba unida a mi paciente hombre, y de hecho se casaron legalmente pues se mostraron como hombre y mujer y, ¿quién iba a saber?, ¿no? (Risas)

5:59 Y mientras yo estaba confundido pensando en si esto le convertía a uno y otro en gay o a uno y otro en heterosexual. Estaba confundiendo orientación sexual con la identidad de género. Y mi paciente me dijo: “Mira, mira, mira… Si lo piensas así lo comprenderás: Orientación sexual es con quién te vas a la cama;

6:27 identidad de género es en calidad de qué te vas a la cama”. Y luego aprendí de muchos adultos. Traté a unos 200 adultos. Aprendí de ellos que si no espiaba quién era su pareja en la sala de espera nunca podría adivinar, más que al azar, si eran homosexuales, bisexuales o asexuales en el género que afirmaban ser. En otras palabras, una cosa no tiene nada que ver con la otra. Y los datos lo demuestran.

7:01 Tratar a estos 200 adultos me resultaba muy doloroso. Muchas de estas personas tenían que renunciar a tanto en su vida. A veces sus padres los rechazaban, sus hermanos, sus propios hijos… sus ex parejas les prohibían ver a sus hijos. Era terrible. Pero, ¿por qué lo hacían a los 40 o 50 años? Porque sentían que debían demostrárselo a sí mismos en lugar de suicidarse. Por cierto, la tasa de suicidios en personas transexuales no tratadas está entre las más altas del mundo.

7:45 Así que, ¿qué se puede hacer? Quedé perplejo en una conferencia en Holanda, con especialistas en este tema, y vi algo muy curioso. Trataban a jóvenes adolescentes después de hacerles el más intenso test psicométrico de género, y los trataban bloqueando la pubertad que no deseaban. Porque los niños son más o menos igual sexualmente hasta que llegan a la pubertad, donde, si te sientes tener el sexo equivocado, te sientes como Pinocho convirtiéndose en asno. La fantasía de que tu cuerpo cambiará para ser quién querías ser con la pubertad, se anula con la pubertad que te toca. Y se derrumban.

8:35 Por eso, poníae la pubertad en espera. ¿Por qué en espera? No puedes darles hormonas opuestas tan jóvenes. Se atrofiaría su crecimiento.

8:44 ¿Creen que se puede tener una charla del impacto de ese tratamiento en la fertilidad con una niña de 10 años, o un niño de 12? Esto ahorra tiempo al diagnosticarlos, 4 o 5 años más para que lo puedan descifrar, puedan analizarse más, puedan vivir sin sentir que su cuerpo se les escapa. Y luego, en un programa llamado 12-16-18, a los 12 años comienzan a darles las hormonas bloqueadoras; y a los 16, con un nuevo análisis, les vuelven a clasificar. Recuerden que las hormonas bloqueadoras son reversibles, pero al darles las del sexo opuesto empiezan a crecer los senos, la barba, y a cambiar la voz, según qué se use. Y esos efectos son permanentes, o requieren cirugía para revertirlos, o electrólisis, y la voz nunca se logra cambiar. Por eso esto es serio y no sucede hasta los 15 o 16 años.

9:44 Y a los 18 pueden ser operados. Y aunque no hay buena cirugía para cambiar genitales de mujer a hombre, la cirugía de hombre a mujer ha engañado incluso a ginecólogos. Puede ser así de buena. Así que miré el progreso de los pacientes y vi que se veían como cualquier otra persona, excepto que se les había demorado la pubertad. Pero una vez que se les administran las hormonas del sexo que afirman ser, se ven hermosos, se ven normales. Con una altura normal. No se los podría detectar en una multitud.

10:23 En ese momento decidí dedicarme a eso. Aquí es donde el campo del endocrinólogo pediátrico comienza, pues, si vas a tratar niños de 10 a 12, de 10 a 14 años, es endocrinología pediátrica. Así es que incluí a varios niños y se convirtió en el tratamiento estándar. El Hospital Infantil lo apoyó. Les mostré niños antes y después, gente que nunca se trató y otros que deseaban tratamiento, y fotografías de los holandeses, me dijeron: “Tienes que hacer algo por estos niños”. ¿Dónde estaban estos niños antes? Estaban allí afuera, sufriendo.

11:08 Por eso comenzamos un programa en 2007. Fue el primero de este tipo en los Estados Unidos, aunque es como los programas holandeses. Y desde entonces tenemos 160 pacientes. ¿Eran de Afganistán? No. El 75% de ellos era de un radio de 240 km de Boston.

11:37 Algunos eran de Inglaterra. Jackie había sufrido bullying en el área centro de Inglaterra. Tenía 12 años, vivía como niña pero sufría palizas. Era un horror. Tuvo que estudiar en casa. Y los británicos vinieron pues no se daba tratamiento a menores de 16 años, los condenaban a un cuerpo adulto sin importar lo que pasara, aún cuando los evaluaban bien. Jackie, además de todo esto, según los marcadores de su esqueleto iba a medir 1,95 m. Sin embargo, apenas comenzaba la pubertad masculina.

12:21 hice algo un tanto innovador, porque conozco las hormonas y el estrógeno es mucho más fuerte para cerrar las epífisis, las placas de crecimiento y detener el crecimiento, que la testosterona. Así que bloqueamos su testosterona con una hormona bloqueadora, pero le administramos estrógeno, no a los 16 sino a los 13. Así que aquí está a sus 16 años, a la izquierda. Y al cumplir 16 fue a Tailandia para una cirugía plástica genital. Ahora se la harán a los 18. Terminó midiendo 1,80m. E incluso tiene una talla normal de senos, porque al bloquear la testosterona todos nuestros pacientes tienen talla normal de senos si nos consultan a la edad adecuada y no demasiado tarde.

13:11 Y a la derecha la pueden ver. Fue semifinalista en el concurso para Miss Inglaterra. Los jueces se preguntaban: “¿Pueden hacer esto?”; “¿La pueden convertir…?” Y uno de ellos bromeó: “Pero es más natural que la mitad de las otras participantes”. (Risas) A algunas se las había arreglado un poco, pero era su ADN. Y se convirtió en una vocal extraordinaria. Le ofrecieron contratos como modelo y me bromeaba diciendo: “Habría tenido más oportunidades como modelo si me hubieras hecho de 1,85”. (Risas) ¿Quién lo hubiera imaginado?

13:59 Creo que esta foto lo dice todo. En verdad, lo dice todo. Estos son Nicole y su hermano Jonas, gemelos idénticos varones, y se probó que eran idénticos. Nicole afirmaba ser niña desde los 3 años de edad. A los 7 años cambiaron su nombre y me consultaron a comienzos de la pubertad masculina. Imaginen a Jonas a los 14, se ve que en esta familia la pubertad masculina es temprana ya que más parece tener 16 años. Esto explica por qué hay que considerar de dónde es el paciente. La pubertad de Nicole se bloqueó aquí, y a Jonas se le está realizando un control biológico. Así luciría Nicole si no la estuviéramos tratando. Tiene una nuez de Adán prominente, estructura ósea facial angular, bigote, y hay diferencia de altura, pues él tuvo un crecimiento acelerado que ella no tendrá. Estamos tratando a Nicole con estrógeno. Tiene cierta figura.

15:06 Fueron a la Casa Blanca la primavera pasada por sus logros contra la discriminación. Planeaban una ley en Maine que impediría a los transexuales usaran baños públicos, y parecía que la iban a aprobar, lo que habría sido un problema. Pero Nicole se acercó a cada legislador de Maine y dijo: “Puedo lograrlo. Si me ven, entenderán que no soy una amenaza en el baño de mujeres, pero corro riesgo en el baño de hombres”. Y lo comprendieron. Así que, ¿a donde vamos desde aquí? Aún hay que trabajar contra la discriminación.

15:50 Sólo 17 estados tienen ley contra la discriminación. Discriminación en vivienda, trabajo, entidades públicas, 17 estados y 5 de ellos están en Nueva Inglaterra. Necesitamos drogas menos caras. Cuestan una fortuna. Necesitamos sacar esta condición del Manual de Estadísticas y Diagnóstico de Trastornos Mentales. Es como cuando ser gay o lesbiana era una enfermedad psiquiátrica, y se descartó en 1973 y el mundo entero cambió. Y no va a arruinar el presupuesto de nadie. No es tan común. Pero el riesgo de no hacer nada por ellos no sólo los pone a todos en riesgo de suicidarse, también es indicador de cuán verdaderamente inclusiva es nuestra sociedad. Gracias. (Aplausos)

Fuente: TEDxBeaconStreet 2013  · Filmed Nov 2013 (Norman Spack)

2 thoughts on ““Cómo ayudo a los adolescentes transexuales a convertirse en quienes quieren ser”

  1. Hola soy Rebecca y soy una mujer transexual en proceso de transicion.Tengo 34 años y llevo 2 años en ths terapia hormonal sustitutoria.En mi caso los ‘!daños’! producidos por la testosterona son dificilmente reasignados desde depilaciones doloras,a cirugias feminizantes de gran coste economico,por no hablar del trastorno inmenso de reintegrarme a la sociedad.Dado que mis cambios son drasticos a nivel social,,empleo,amistades,desplazamiento forzoso de ciudad y la agonia de luchar por ser quien soy y pasar por el ridiculo y el sentimiento de inadecuacion a la que yo misma me someto.Me ofrecieron dar una charla sobre transexualidad en el futuro y documentandome llegue a cambiar todos mis conceptos sobre transexualidad,entendiendo ahora la importancia de la educacion para crear entornos aptos para una transicion adolescente.Y en caso necesario la identificacion precoz de transexuales en la infancia.Mis propuestas finales son prácticamente su visión de bloqueo de la adolescencia y en su caso cirugías variables al caso en concreto. Creí q iba a hablar del futuro pero su determinación ha hecho que esto sea ya presente. Me ha dejado con poco margen para mi speech en el cual especulo con la idea de mantener el fenómeno transexual y actuar en la infancia y no en estadios anteriores al proceso fetal. Le agradezco su empatia para con nosotr@s y no puedo por mas decirle que no he parado de llorar por saber que gente en mi situación no sufrirá lo que yo y la tristeza enorme de no haber sido yo una de sus ”pacientes”
    Un saludo Rebecca Lopez Salas SPAIN

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *