Educación avisa al centro que rechaza cambiar el trato a una niña transexual

El PaísLa Junta estudia abrirle al colegio un expediente si insiste en tratar a la menor como un niño

La Consejería de Educación de Málaga instó este jueves al colegio concertado que se niega a respetar la identidad de género de una niña transexual de seis años a que acepte las pautas fijadas por la Inspección educativa para que la pequeña sea tratada como una alumna más.

La delegada provincial de Educación, Patricia Alba, se reunió con el secretario técnico de la fundación diocesana a la que pertenece el centro, Francisco José González, y le apremió a seguir las directrices de la inspección que contemplan que la menor sea llamada con el nombre del género con el que se identifica y puedan vestir uniforme femenino. Según señalaron fuentes de Educación, este departamento se plantea abrir un expediente administrativo al centro si sigue negándose a aceptar estos cambios.

En una nota difundida por la delegación provincial, la Junta acusa al centro, un colegio de una fundación diocesana dependiente del Obispado de Málaga, de estar violando los “derechos fundamentales” de la niña.

El aviso de Educación llega después de que la fiscal de violencia contra la mujer y la discriminación sexual de género, Flor de Torres, enviara el pasado lunes al centro un oficio para sugerirle que “en un futuro inmediato” adopte las medidas necesarias para respetar la identidad de género de la menor. De Torres investiga la denuncia presentada contra tres colegios, uno público y dos concertados religiosos, que han mostrado reticencias a atender la solicitud de los padres para que respeten la identidad de género de sus hijos, transexuales de seis, ocho y nueve años. Aunque las investigaciones siguen abiertas, dos de los centros ya han accedido a cambiar el trato a los menores en el sentido que pedían los padres.

Solo el centro dependiente de la fundación diocesana sigue resistiéndose. Y por la postura mostrada este jueves por el obispo de Málaga, Jesús Catalá, no parece que vaya a cambiar de opinión. El obispo ha defendido que en el colegio “no hay ningún problema” en relación con “el niño” transexual. “Es un niño que tiene seis años, que lleva cinco años asistiendo como niño al colegio y lo lógico es que siga así”, señaló Catalá, que se ha referido siempre en masculino a la niña transexual.

El País Andalucía (Reyes Rincón)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *