El San Patricio se moviliza para mejorar su imagen tras el caso de la niña transensual

Inicia una campaña en las redes sociales en la que padres, profesores y antiguos alumnos del centro relatan sus experiencias

Las redes sociales se han convertido en el principal aliado del colegio San Patricio para mejorar su imagen después de que se hiciese público el caso de Gabi, una alumna transexual escolarizada en el centro, en el que se le continúa tratando como a un chico. Padres, profesores y antiguos estudiantes participan en una campaña en la que ponen de manifiesto el buen trato y las virtudes del colegio, aunque en ningún momento se menciona el asunto de la menor.

Desde la Fundación Diocesana Santa María de la Victoria, que es el organismo que gestiona el centro, explicaron que la campaña, que se ha denominado ‘I love San Patricio’, tiene como objetivo poner en valor la obra educativa que se realiza en el colegio desde hace 60 años. Al respecto, precisaron que se trata de una iniciativa que se ha puesto en marcha con motivo del aniversario y la desligaron del caso de la menor, asegurando que es una coincidencia.

Aun así, es cierto que la campaña ha arrancado en un momento en el que Consejería de Educación ya ha iniciado los trámites para retirar el concierto al centro por desatender las recomendaciones de la Junta y las de la Fiscalía de Violencia de Género y Discriminación Sexual sobre el trato que debe recibir Gabi. Desde el patronato precisaron que se emplearía un diminutivo neutro, que la niña usaría el aseo de un aula específica y que llevaría pantalones o uniforme unisex, rechazando de pleno utilizar el nombre femenino, que acudiese al servicio para las niñas y permitirle ponerse faldas.

Desde la Junta de Andalucía no quisieron entrar a valorar la campaña, al igual que la madre de la menor. Pese a ello, desde el Gobierno andaluz sí precisaron que el haber iniciado el trámite para retirar la concesión se debe al caso concreto de Gabi.

Facebook y Twitter

Facebook y Twitter han sido las dos principales redes sociales en las que se está llevando a cabo la campaña. En las pocas horas de vida que tiene la iniciativa, numerosas personas no pararon de sumarse a ella, superando los 170 ‘likes’ en la primera de las plataformas y el medio centenar de seguidores en la segunda.

Muchos de ellos son padres de alumnos del centro, como Amira Salah. En sus declaraciones explicó que ella y su familia son de religión musulmana y que decidió matricular a sus hijos en el colegio tras una experiencia negativa en un colegio público: «Tengo que decir que aquí, en un centro católico, no se me ha puesto ‘el cartel’ para nada».

José Miguel Ruiz, un antiguo alumno de este colegio situado en Huelin, insistió en que todos los recuerdos que tiene del centro «son buenos». «No me puedo quejar de ningún maestro. No podría sacar una palabra mala», apuntó.

A través de Twitter @c3pdro destacó el equipo de profesores que trabaja en el San Patricio. Sobre el colegio aseguró que tuvo el «honor» de trabajar allí durante un año «estupendo», con «enormes profesionales».

Fuente: SUR.ES/ ÁLVARO FRÍAS | MÁLAGA.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *