El sexo sentido

Autor: JUAN FERNANDO RAMÓN SÁNCHEZ

A estas alturas nadie pondrá en duda que las noticias las hacen los medios de comunicación cuando deciden publicarlas. De esta manera nos hemos topado con la noticia de la donación de 30.000 dólares por un alto cargo del mundo de las finanzas americanas, de ascendencia navarra, tras ver un reportaje sobre el primer material didáctico específico a nivel internacional que ha elaborado Chrysallis, una asociación de familias de menores transexuales.

Independientemente de la cantidad económica donada y de la identidad del benefactor y obviando el debate que está generando, la verdadera noticia es que hubo, hay y habrá menores que no se adaptan a lo que espera la sociedad de ellos en cuanto al género atribuido en el momento de nacer por la apariencia de sus genitales.

Esta situación genera dolor y sufrimiento tanto en los menores como en sus familias y permitir este sufrimiento es sencillamente inhumano. Quien quiera profundizar en el concepto de género y en la extraordinaria diversidad humana que se acerque a los trabajos del Centro de Estudios sobre Sexualidad Humana de la Universidad Widener de Pensilvania para comprender que en cuestiones de género no existe el binarismo, masculino versus femenino, que nos han inculcado en determinadas culturas. Existen personas intersexuales, agénero, conformes y disconformes con su género, cisgéneros y transgéneros…

Es extraordinariamente fácil opinar sin criterio, pero de igual manera es de mala educación hablar con la cabeza vacía. Seguro que muchos padres y madres de menores transexuales, estamos un poco más contentos, no por la cantidad de dinero donada sino por el hecho de que sea noticia que los menores transexuales existen y que la diversidad en la naturaleza es la norma y no la excepción, porque el género está entre las orejas y no entre las piernas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *