En memoria de Sonia Rescalvo

Discurso de David Tello, presidente de Chrysallis Catalunya:

Buenas tardes a todxs, es un honor para nosotrxs asistir a este acto homenaje a Sonia Rescalvo y podernos dirigir a ustedes.

Estamos en la glorieta del Parc de la Ciutadella de Barcelona donde murió asesinada Sonia, un crimen brutal hace justo 26 años, debido a su identidad de género.

No hace mucho de la constitución de Chrysallis Catalunya , es cierto, pero les  aseguro que no ha sido en vano, hemos hecho muchas acciones, hacemos y haremos para hacer visible y  defender los derechos de nuestrxs hijxs y de todo el colectivo trans.

Consideramos la transexualidad como una muestra de la diversidad humana, no como una patología. Y   decidimos compartir este camino en el que cada día se incorporan nuevas familias con sus hijos,  hijas y hijes.

Una realidad desconocida en una sociedad que pretende ser moderna y es totalmente binarista, un sistema social que sólo acepta dos categorías de “hombre y mujer”, una sociedad cargada de etiquetas. La diversidad enriquece nuestra sociedad, no podemos ocultar ni olvidar que esta diversidad nos hace personas ricas, peculiares  y maravillosas.

La  ocultación, el rechazo y la falta total de empatía son el origen de los peores crímenes de la humanidad.

Las personas trans y sus familias sufrimos  actos de microviolencia cotidiana, tanto  institucionales como  sociales, burlas, comentarios, explicaciones incómodas, etcétera.

Tenemos que dar fin al seguir tratando a las personas transexuales como ciudadanos de segunda, como hasta ahora.

Han hecho falta muchos años, demasiados , para que las personas trans sean consideradas simplemente eso, personas, con pleno derecho a vivir su identidad, como el resto de la “sociedad”.

Nos gustaría rendir un homenaje a todos aquellxs que, enfrentándose a una sociedad binarista, reduccionista y hetero patriarcal, han sufrido humillaciones, desprecio, rechazo e incluso prisión “y recordar de manera especial a aquellxs” las personas trans que han sido asesinadas  por el mero hecho de reivindicar su identidad .

Tenemos que luchar contra el acoso y el bulling, reducir y erradicar el sufrimiento producido por la mala praxis  profesional y visibilizar de una forma clara y comprensible la transexualidad.

Desde Chrysallis exigimos que las autoridades públicas, funcionariado de los centros educativos y de asistencia sanitaria, responsables de los registros civiles, los grupos parlamentarios, partidos políticos y en general a toda la sociedad,  que se proteja  a las personas transexuales, haciendo que se reconozca  su identidad sexual, y que se ponga  fin a la transfóbia en todos los ámbitos.

Ante la transfóbia y en todas sus manifestaciones, debe haber tolerancia cero, no se debe pasar ni una broma, comentario, pregunta incómoda o mirada irrespetuosa por razón de  identidad sexual, porque el daño a las personas transexuales y el de sus familias es terrible, a las pruebas nos remitimos.

El respeto por la libertad debe ser aprendido antes de cualquier otra enseñanza.

Por último quiero agradecer a todas las entidades del colectivo lgtbi y especialmente a las entidades trans por los logros conseguidos  y  su compromiso para todo lo que nos queda por hacer.

Al Ayuntamiento de Barcelona por invitarnos a este evento, también al  Departament de  Igualdad, Área de Igualdad de trato y de no discriminación de las personas LGTBI, por su disposición a escucharnos y ayudarnos a  desarrollar la ley autonómica catalana contra la LGTBIFOBIA.

No quiero olvidarme del  Sr. Miguel Ángel Aguilar, fiscal coordinador del servicio de delitos odio y discriminación de Barcelona, por su esfuerzo e interés en el trabajo y colaboración con nosotros, gracias también al cuerpo policial  Mossos d ‘Esquadra por su compromiso y apoyo  al colectivo LGTBI, con ponencias a escuelas y modificando los protocolos internos de  registro e identificación a las personas trans,  respetando sus derechos.

Queremos hacer una llamada de atención a las administraciones para que resuelvan de una vez  las necesidades de los niñxs y adolescentes transexuales, el hecho de vivir en un mundo que no te entiende causa inseguridad.

Todos tenemos derecho a ser quienes realmente somos, sin ocultar nuestra identidad y a vivir dignamente.

En definitiva, exigimos que se respeten los derechos humanos de las personas transexuales, su dignidad como personas, que todos quienes componemos nuestra sociedad respondamos a este desafío como una sociedad del siglo XXI.

Gracias Sonia, seguiremos luchando todxs juntxs para lograr un mundo mejor.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *