Entrada en vigor de la Ley 2/2016, de 29 de marzo, de Identidad y Expresión de Género e Igualdad Social y no Discriminación de la Comunidad de Madrid

El pasado 27 de abril entró en vigor la tan esperada Ley de Identidad y Expresión de Género e Igualdad Social y no Discriminación de la Comunidad de Madrid, que como ya han hecho otras modernas disposiciones internacionales y autonómicas, como es el caso de Andalucía y Extremadura, reconocen el derecho a la identidad de género libremente manifestada, e incluyen, entre otras disposiciones:

  • La creación de una documentación administrativa transitoria acorde a la identidad (Artículo 7).
  • La inclusión de las mujeres que no habiendo podido modificar su documentación (DNI, NIE, Pasaporte) sea víctima de violencia machista o víctima de trata en el acceso, en condiciones de igualdad, a los recursos asistenciales existentes (Artículo 8.3)
  • La descentralización y desconcentración en la gestión de los centros y servicios, garantizando la máxima proximidad a las personas usuarias de los mismos y la cobertura de todo el territorio de la Comunidad Autónoma (Artículo 11.2 y 13.1)
  • La inclusión en la cartera sanitaria de los procesos quirúrgicos, protésicos y de tratamiento de modulación de voz que pudieran ser demandados (Artículo 13.2)
  • La erradicación de las prácticas de modificación genital en bebes intersexuales recién nacidos con la salvedad de los criterios médicos basados en la protección de la salud de la persona recién nacida y con la autorización legal (Artículo 15)
  • La posibilidad de congelación de tejido gonadal y células reproductivas para su futura recuperación como paso previo a la hormonación (Artículo 16)
  • Las medidas necesarias para que los espacios o equipamientos identificados en función del sexo, en los centros de menores, pisos tutelados, centros de atención a personas con diversidad funcional, residencias de la tercera edad o en cualquier otro recurso que acoja a personas especialmente vulnerables, puedan utilizarse por las personas libremente en atención al género sentido (Artículo 30.5)
  • Inversión de la carga de la prueba (Artículo 48)

Aprobacion-ley-1

En cuanto a los menores transexuales, queremos destacar:

1.- Se establece que toda intervención de la Comunidad de Madrid deberá estar presidida por el criterio rector de atención al interés superior del menor y dirigida a garantizar el libre desarrollo de la personalidad del menor conforme a la identidad autopercibida, y a evitar situaciones de sufrimiento e indefensión (Artículo 6)

2.- Se prevé que las personas trans menores tienen derecho a recibir tratamiento médico relativo a su transexualidad por profesionales pediátricos, se entiende que si están en edad pediátrica. Se prevén una serie de derechos relativos al tratamiento hormonal, que se contienen en una norma directamente aplicable, a la que por tanto han de atender los profesionales de la sanidad pública madrileña:

  1. Los menores tienen derecho a recibir tratamiento para el bloqueo hormonal al inicio de la pubertad, situación que se determinará utilizando datos objetivos como la medición del nivel de estradiol y testosterona, la velocidad de crecimiento o la madurez de los ovarios y gónadas, para evitar el desarrollo de caracteres sexuales secundarios no deseados.
  2. Los menores tienen derecho a recibir tratamiento hormonal cruzado en el momento adecuado de la pubertad para favorecer que su desarrollo corporal se corresponda con el de las personas de su edad, a fin de propiciar el desarrollo de caracteres sexuales secundarios deseados.

Con carácter general, y por tanto también para los menores, hay que subrayar que la asistencia psicológica a las personas trans será la común prevista para el resto de los usuarios del Sistema Sanitario, sin que quepa condicionar la prestación de asistencia sanitaria especializada a las personas trans a que previamente se deban someter a examen psicológico. De ese modo se hace efectivo el respeto al derecho a la identidad sexual, que no puede entenderse respetado por las disposiciones legales en las que se condiciona la determinación de la identidad sexual de una persona a que sea un tercero quien lo fije, confirme, diagnostique o cualquier otra fórmula que suponga un falso reconocimiento del derecho a la identidad sexual. Es esencial que este derecho también se proyecte respecto a la atención sanitaria (Artículos 13.3 y 14)

 3.- En cuanto al ámbito educativo, siguiendo lo previsto en la normativa andaluza y extremeña, se establece que la Comunidad de Madrid elaborará e implantará en todos los centros educativos un protocolo de atención a la identidad de género en el que se garantice el respeto a las manifestaciones de identidad de género y el libre desarrollo de la personalidad del alumnado conforme a su identidad, lo que implica, según se detalla: (1) que sin perjuicio de que en las bases de datos de la Administración educativa se mantengan los datos de identidad registrales, se adecuará la documentación administrativa de exposición pública y la que pueda dirigirse al alumnado, haciendo figurar en dicha documentación el nombre elegido, evitando que dicho nombre aparezca de forma distinta al que se muestra el resto de los nombres del alumnado (por tanto, nada de “tippex”); (2) que el alumnado trans tenga derecho a ser designado por el nombre elegido por éste, y que tenga derecho a utilizar dicho nombre en todas las actividades docentes y extraescolares que se realicen en el centro; (3) el respeto a la imagen física del alumnado trans, así como la libre elección de su indumentaria, de forma que si en el centro existe la obligatoriedad de vestir un uniforme diferenciado por sexos, se reconocerá el derecho del alumnado trans a vestir aquel con el que se sienta más identificado; y (4) que si se realizan actividades diferenciadas por sexo, se tendrá en cuenta el sexo sentido por el alumnado, garantizándose el acceso y uso de las instalaciones del centro de acuerdo con su identidad de género, incluyendo los aseos y los vestuarios.

No menos relevante es que, como ya estableciera la ley extremeña, se haga referencia expresa a los contenidos y planes educativos, teniendo en cuenta que los planes y contenidos educativos actuales no contemplan la existencia de personas con una orientación o identidad sexual diversa a la mayoritaria (Título III)

4.- Por último, también resulta de especial interés para los menores transexuales que se prevea, como ya hiciera la ley extremeña, que en los eventos y competiciones deportivas que se realicen en la Comunidad de Madrid se considerará a las personas que participen atendiendo a su identidad sexual sentida a todos los efectos (Artículo 38)

Acogemos por tanto con satisfacción la entrada en vigor de esta Ley, en cuya redacción final hemos contribuido junto a otros colectivos incluidos en su ámbito de aplicación, y le pedimos a las Administraciones que velen por su estricto cumplimiento, tanto haciendo que sean efectivos los derechos que contempla, como que se sancionen las conductas lgtbifóbicas que tipifica.

(Ley disponible AQUÍ)

One thought on “Entrada en vigor de la Ley 2/2016, de 29 de marzo, de Identidad y Expresión de Género e Igualdad Social y no Discriminación de la Comunidad de Madrid

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *