Infancia In- Visible, infancia trans

 

bandera-trans-658x320

Hoy, día 15 de Marzo, Marta jugará a la pelota en el patio del colegio, Pablo recogerá la medalla que ganó en el concurso de dibujo de su Ayuntamiento y Hugo y Noelia soñarán despiertxs sus planes para las vacaciones cada vez más cercanas, deseando poder pasar montones de horas jugando a la consola que les regalaron las últimas navidades.

Hoy, día 15 de Marzo, las familias de Marta, Pablo, Hugo y Noelia, pasarán la mañana inmersas en sus obligaciones diarias. Trabajo, recados, llamadas… con suerte un café a media mañana y tiempo para comer tranquilamente. Situaciones cotidianas, invisibles, aparentemente carentes de importancia, aun siendo hoy día 15 de Marzo, y a pesar de que tanto Marta, como Pablo, Hugo y Noelia, hace no mucho tiempo, debían dedicar gran parte de su energía a ocultarse y no mostrarse tal y como son.

Al margen de que, hoy sea día 15 de Marzo, Marta estará inscrita con un DNI que la representa sólo parcialmente y que no la reconocerá como la niña que es, la familia de Pablo habrá tenido que esquivar la presión médica encaminada a someter a su hijo, sano y feliz, a un seguimiento psicológico tan inútil como obsoleto, de que Hugo ya conocerá de primera mano el dolor que produce la falta de información en sus compañeras y compañeros de instituto y  de que Noelia seguirá escuchando como utilizan un nombre que no es el suyo cuando acude a la consulta de su pediatra. Hoy día 15 de Marzo, las familias de Marta, Pablo, Hugo y Noelia, tendrán que debatirse, como cada día, entre preservar su derecho a tener una vida privada y la necesidad imperiosa de visibilizar la transexualidad de sus hijas e hijos para así romper con los estigmas y conseguir recuperar los derechos arrebatados por un sistema cisexista.

Puede que hoy, día 15 de Marzo, alguna otra niña o niño, quizás adolescente, haga sentar a sus familias y les confiese cómo se siente. Puede que lleve mucho tiempo reuniendo valor para hacerlo que, incluso, haya ensayado delante del espejo cada palabra, imaginando las posibles reacciones de su familia. Casi seguro tendrá miedo. Pensará que no lo van comprender, ¿qué van a dejar de quererlx?, en su interior crecerá la sensación de estar fallándoles, de estar provocando un pequeño o gran desastre que hará daño a mucha gente. Pero quizás hoy, por ser 15 de Marzo, día de la Visibilidad Trans, esas familias reciban la noticia como se merece. Abran sus brazos y acompañen con amor también la nueva parte del camino que se abre ante sus ojos. Porque de eso va ser una familia y de eso va el 15 de Marzo también: de respeto, de derechos y de amor.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *