Glosario

  • Cisexual (persona): Toda aquella cuya identidad sexual coincide con la asignada al nacer.
  • Cisexismo: Conjunto de prejuicios irracionales que considera que la identidad sexual de las personas transexuales no es auténtica, o que es menos auténtica que el de las personas cisexuales. Es la base ideológica que da lugar a todas las formas de transfobia (ver “Transfobia”)
  • Cirugía genital: Se refiere a las intervenciones quirúrgicas que se realizan las personas para modificar sus características físicas genitales. Expresiones como “reasignación sexual” o “cirugía de cambio de sexo”, en referencia a las cirugías genitales en personas trans* no son acertadas por no corresponder con la realidad del proceso y contribuir a la desinformación. No todas las personas transexuales necesitan o desean someterse a este tipo de cirugías.
  • “Diagnóstico de transexualidad”: En la cultura occidental moderna, la ciencia médica descubrió la posibilidad de promover la adaptación del aspecto de las personas transexuales, a los rasgos relacionados culturalmente con el sexo sentido como propio mediante técnicas químicas y quirúrgicas. La intervención quirúrgica, sin embargo, era considerada una castración criminal por diversas leyes y sólo era posible si existía una causa o justificación médica que explicara el beneficio de la intervención y exonerara al médico de toda responsabilidad. En este contexto aparecen los métodos de diagnóstico de la transexualidad (significativamente el protocolo Harry Benjamin) como enfermedad mental o trastorno mental que justifica la posible intervención médica. Aun hoy este planteamiento patologizador de las personas transexuales continúa siendo aplicado por las instituciones médicas como condición para ofrecer tratamiento hormonal y/o quirúrgico. Los colectivos de personas trans* y un número creciente de sociedades médicas promueven el abandono de este planteamiento y el reconocimiento de la identidad de género sentida por las personas sin necesidad de estigmatizarlas. La atención médica derivaría no de un diagnóstico de trastorno, si no de la conveniencia de facilitar la modificación física de la persona con el fin de preservar su salud, entendiendo ésta como un estado de completo bienestar físico, mental y social, y no solamente la ausencia de enfermedad (OMS)
  • “Disforia de genero”: Según el DSM-V y CIE-10 (clasificaciones internacionales de patologías), define a la aversión manifestada por el individuo a los propios genitales. No es sinónimo de transexualidad y, por tanto, en numero creciente de países (España, Portugal, Argentina, Hungría, Suecia, etc.) y ante un número creciente de sociedades médicas la cirugía genital no es considerada un requisito para reconocer la identidad a una persona transexual o concederle la rectificación registral de documentos. El que algunas personas transexuales necesiten modificar sus genitales, tampoco implica necesariamente que los aborrezcan. Del mismo modo, un número muy apreciable de personas transexuales no sufren un grave conflicto con su genitalidad y no aprecian las ventajas de someterse a un cúmulo de operaciones plásticas de gran dureza y con resultados aún poco satisfactorios. El grado de “disforia” es variable, e incluso inexistente en muchas personas transexuales, dependiendo, en gran medida, de las presiones externas que hayan sufrido a lo largo de su vida en torno a su cuerpo y su identidad.
  • Drag QueenVariante del transformismo en el que la persona se viste y actúa como “una mujer” de rasgos y vestimentas exageradas o con referencia a estereotipos muy marcados de feminidad, con una intención cómica, dramática o satírica. Una drag queen habitualmente se manifiesta en espectáculos públicos y más raramente en su vida privada. Ser drag queen en principio, y pese a las identificaciones sociales más habituales, no implica ningún tipo de orientación sexual o identidad de género concreta. El término puede proceder del acrónimo Dressed As Girl o de la referencia a los vestidos recargados utilizados en el burlesque de principios del siglo XX. En algunos ambientes y en referencia al slang se usa el término drag queen para referirse a quienes sienten, viven y representan una feminidad “real” y superlativa en contraposición a los “chicos en pantys” o travestis escasamente feminizados o “no pasables” en público.
  • Enefobia: Es la discriminación ejercida hacia personas que no pertenecen a uno de los dos los géneros binarios.
  • “Experiencia de vida real”: (ver “Test de vida real”)
  • Estereotipos de género: En cada sociedad y en cada momento histórico se establecen unos determinados estereotipos de género que determinan aquellas expresiones de género que están o no permitidas socialmente dependiendo de la identidad sexual.
  • Expresión de género: Rol social que adoptamos como manifestación o expresión correspondiente a nuestra identidad sexual. Expresión de la propia definición de la personalidad que cada persona siente en cuanto al sexo propio con independencia de si se corresponde o no con lo socialmente aceptado para su sexo registral (Estereotipos de género)
  • Identidad sexual: Sexo psicológico subconsciente sentido como propio por cada persona y que le autodefine como hombre o mujer (en ocasiones como las dos cosas o como ninguna).
  • Intersexualidad: Variedad de situaciones en las cuales, una persona nace con una anatomía reproductiva o sexual que no parece encajar en las definiciones típicas de masculino y femenino (no tiene nada que ver con la identidad sexual sino con la morfología o el fenotipo , pudiendo las personas intersex ser, a su vez, trans* o cisexuales)
  • Género: El conjunto de características adoptadas, social y culturalmente, como expresión y manifestación de la identidad sexual de las personas.
  • Hombre cisexual: Hombre a quien al nacer, se le asignó el sexo “hombre”  y se acertó con su identidad.
  • Hombre transexual: Hombre a quien al nacer se le asignó el sexo “mujer”  y no se acertó con su identidad.
  • Mujer cisexual: Mujer a quien al nacer se le asignó el sexo “mujer”  y se acertó con su identidad.
  • Mujer transexual: Mujer a quien al nacer, se le asignó el sexo “hombre” y no se acertó con si identidad.
  • No binaria (persona): Aquella cuya identidad sexual y/o de género no se ajusta a lo que culturalmente es entendido como hombre o mujer.
  • Nombre social: Aquel elegido por la persona y que puede o no coincidir con el nombre registral, sin que ello deba influir en el reconocimiento del mismo en todos los ámbitos.
  • Nombre registral: El que figura en la inscripción registral.
  • Orientación Sexual: Preferencia afectiva y/o sexual de la persona por personas de la misma o diferente identidad sexual. Da lugar a la clasificación entre personas heterosexuales (preferencia por personas con identidad sexual diferente a la propia), homosexuales (preferencia por las personas con la misma identidad sexual: gays o lesbianas), bisexuales (preferencia por personas de ambas identidades sexuales), asexuales,  pansexuales… La orientación sexual se describe como tendencia ya que, por ejemplo, el hecho de mantener relaciones con personas de la misma identidad sexual no siempre implica una orientación homosexual, bisexual, pansexual…
  • Sexo biológico: Conjunto de informaciones cromosómicas, órganos genitales, capacidades reproductivas y características fisiológicas secundarias que pueden combinarse de diferentes formas dando lugar a una gran diversidad de configuraciones de las características corporales. En ningún caso determinan la identidad sexual de las personas y no debe tenerse como referencia la combinación cisexual como modelo de “normalidad biológica” o como norma.
  • Sexo registral: Inscripción relativa al sexo realizada en el Registro Civil. Dicha inscripción se lleva a cabo en el momento del nacimiento para dejar constancia de la identidad sexual de la persona. En la actualidad esta inscripción se hace tras una mera inspección visual de los genitales y ciñéndose a parámetros cisexistas.
  • “Test de vida real”: Conforme a los protocolos de Harry Benjamin y los manuales de diagnóstico(SOC) del DMS-IV antes de realizar la hormonación y operación genital se debe demostrar que la persona es elegible para el tratamiento y se le exige que viva durante dos años conforme a los estereotipos culturales, que se le atribuyen al sexo sentido, como condición para comprobar que el tratamiento es procedente. En los planteamientos modernos de múltiples sociedades médicas y para los colectivos de personas transexuales es un criterio innecesario y que dificulta enormemente la integración social de la persona transexual, o bien es irrealizable en gran número de casos en atención al entorno social, violando derechos fundamentales de las personas transexuales como el del libre desarrollo.
  • Trans (persona): Toda aquella cuya identidad sexual no coincide con la asignada al nacer. Sin prejuzgar otras acepciones sociales, el término trans ampara múltiples formas de expresión de la identidad de género o categorías como personas transexuales, transgénero, travestis, variantes de género, queer o personas de género diferenciado, así como a quienes definen su género como “otro” o describen su identidad en sus propias palabras.
  • Transfobia:  Discriminación, conductas y actitudes negativas hacia las personas trans.
  • Transformismo: Expresión artística en la que una persona se expresa, comporta y transforma su aspecto. El transformismo usualmente es una práctica teatral o lúdica que no implica una orientación sexual concreta ni identificación con el género que usa para su expresión.
  • Transgénero (persona): De un tiempo a esta parte se ha extendido el uso de esta palabra que en muchas ocasiones aparece empleada como sinónimo de “persona transexual”.Pero, si entendemos por sexo ser mujer u hombre (o las dos cosas o ninguna), y por género aquello que se considera socialmente masculino o femenino, la palabra idónea en castellano para definir a aquella persona que no se identifica con el sexo asignado al nacer sería “transexual”.
    (Cuando se pregunta por “gender” en inglés, se contesta “male/female”. En español, si preguntas por “género” contestas “masculino/femenino”. Para contestar con “hombre/mujer” se pregunta por “sexo”)En otras ocasiones “transgénero” se utiliza de forma inadecuada, pretendiendo hacer una distinción entre personas trans que habrían decidido realizarse una cirugía genital (utilizando en este caso el término transexual), y personas que no se habrían realizado dicha cirugía (utilizando en este caso el término transgénero), pero tener realizada una cirugía genital no marca ninguna diferencia en la identidad, favoreciendo la categorización de las personas entre más o menos trans, más o menos auténticas, con más o menos derechos, todo ello basado en un sistema binario dicotómico cisexista y exponiendo la intimidad de las personas, derecho fundamental que no se debería violar.
  • Transexualidad: Diferencia entre el sexo asignado a la persona por otras al nacer, en atención a la combinación estadísticamente más frecuente entre identidad y anatomía genital,  y la identidad sexual y/o de género que la persona siente y manifiesta. No conlleva asociado ningún itinerario preestableecido (ni médico ni social).
  • Tránsito social: Momento en el cual la persona pasa a ser reconocida socialmente de acuerdo a su identidad sexual. Es habitual que suponga una modificación del nombre y/o la vestimenta, así como de los pronombres utilizados y de las instalaciones públicas que se encuentran segregadas por sexos (aseos, vestuarios, etc)
  • Travesti: Coloquialmente en los países de habla latina, término que sirve para referirse a quienes se visten o manifiestan como personas con sexo diferente al asignado al nacer . En Centroamérica y Sudamérica con frecuencia designa a la mujer transexual que se viste y comporta como tal pero no pretende realizar una cirugía (en contraposición a mujer transexual que sí pretendería esa adaptación quirúrgica). En paralelo también se denomina travestis a las personas que se visten y comportan conforme al sexo femenino sin pretender una modificación o adaptación de su cuerpo y que se suelen identificar como hombres o simplemente como travestis, en reivindicación de género propio. En términos psiquiátricos la palabra travesti designa a las personas que obtienen algún tipo de estimulación erótica por vestirse o practicar conductas fetichistas usando la ropa atribuida al otro sexo. El travestismo forma parte de las identidades trans.

 

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *