LA IMPORTANCIA DEL MOVIMIENTO ASOCIATIVO

Autora: María José Marquez

El pasado 15 de julio dieron comienzo en Benissa, Alicante, las jornadas sobre “Coeducación, afectividad sexual  e identidad de género en las aulas” como parte de los cursos de verano Rafael Altamira, que ofrece la Universidad de Alicante, impulsadas por el CEFIRE d’Alacant. Finalizaron el día 16 de julio con éxito de asistencia. Chrysallis tuvo el placer de asistir como invitados y como integrantes de una mesa redonda donde entre otras cosas se habló de la necesidad e importancia del movimiento asociativo. Dejamos aquí un extracto de lo expuesto. Asistimos, Encarni…. y Eva……y María José Márquez. También tuvimos la oportunidad de aportar nuestras experiencias personales como madres de menores transexuales, así como de informar sobre cómo se está llevando a cabo el tránsito social en las escuelas y centros de enseñanza secundaria, y las pautas generales que aconsejamos para que sean realizados con éxito.

LA IMPORTANCIA DEL MOVIMIENTO ASOCIATIVO

Nace de la necesidad de las familias de entrar en contacto con otras en sus mismas circunstancias, ante la falta de información y la falta de respuestas satisfactorias por parte de las administraciones.

Los niños y niñas transexuales han sido invisibles hasta hace muy poco para la sociedad y las administraciones, por desinformación e incluso en muchas ocasiones, por desafortunados consejos de profesionales, muchos menores han estado esperando hasta los 18 años para poder ejercer su derecho a vivir conforme a su identidad de género.  Todo ello a pesar de que con la identidad de género se nace, no surge  por arte de magia con la mayoría de edad.

Las redes sociales y la tecnología han jugado un papel muy importante en la aparición del movimiento asociativo. Nos posibilitan estar en contacto continuo familias de toda la geografía del territorio español. De esta manera podemos compartir experiencias, información, lágrimas, risas, logros o desengaños. Afortunadamente, desde la existencia de Chrysallis, los logros son cada vez más que los desengaños. En poco tiempo, con la unión de las familias, hemos conseguido que nuestros hijos e hijas tengan voz y presencia. Visibilizar es uno de los objetivos básicos, ¿Por qué? Pues sencillamente porque sobre lo que no existe no se puede reclamar nada.

Somos padres y madres a quienes la palabra transexualidad apareció de repente en nuestras vidas cargada de connotaciones negativas ligadas a marginalidad y a estigmatización social. La primera contrariedad es el antes y el después que se produce una vez atravesada la barrera de pronunciar la palabra transexualidad, en este caso transexualidad infantil. La vida sencilla de nuestros hijos e hijas, se transforma ante nuestros ojos en una vida llena de dificultades que tendrán que sortear, un camino espinoso. La falta de derechos e igualdad de oportunidades es una realidad. De este modo, nos nace desde dentro la necesidad imperiosa de cambiar todo el sistema para que nuestros niños y niñas, que ahora miran al mundo ingenuamente sin saber qué les deparará el futuro, tengan las mismas oportunidades que cualquier otra persona.

Como padres y madres de una generación que atiende a la salud de sus hijos de forma integral, nuestros hijos e hijas son escuchados y acompañados por nosotros, sus familias y por todo su entorno. Porque no sólo son niños y niñas, también son  personas, con todos sus derechos y hay que prestarles atención a sus sentimientos desde el respeto y la comprensión. Es más, son personas de quienes podemos aprender y enriquecernos día a día. En este caso, nuestros hijos nos están dando lecciones sobre diversidad y desarrollo personal, pues en sus primeras infancias, que es cuando actúan con mayor naturalidad, su espontaneidad para manifestar su identidad, como cualquier otro niño de su edad, nos maravilla. Y cuando son un poco más mayores, y ya han empezado a tener que lidiar con dificultades, su capacidad de lucha y superación nos abruma.

A las familias nos  surgen dudas, infinidad de dudas, montañas de dudas…Chrysallis hace posible muchas respuestas, no sólo por la información que nos ofrece de forma inmediata y fácilmente accesible, sino también por las experiencias que se comparten. Antes navegábamos por internet sin obtener mucho resultado, salvo por páginas de otros países con algo más de experiencia o acudiendo a asociaciones de personas transexuales mayores de edad. Tras nuestro acercamiento aparecen una gran cantidad de teorías sobre diversidad, identidad de género, sexualidad y palabras claves como la del tránsito social.

Otro aspecto que motiva la necesidad de asociación es la interrelación con las Administraciones Publicas,  sobre todo en los colegios y centros de salud (sitios a los que normalmente acuden con asiduidad los menores) donde con frecuencia nos encontramos con situaciones abstractas, en las que en incontables ocasiones dependemos de la voluntad de la persona, del funcionario o funcionaria que nos atiende y de su empatía y predisposición. Esto se produce sobre todo por el vacío legal existente  y por la falta de formación e información. Además,  el sistema de división territorial en España en Comunidades Autónomas, cada una con sus competencias y su autonomía de gobierno en estas materias, crea lamentablemente diferencias en la calidad de vida que nuestros menores experimentan dependiendo de si se ha nacido en una u otra Comunidad Autónoma. Esto nos conduce a otro de nuestros objetivos fundamentales,  luchar por la igualdad real de derechos de nuestros hijos e hijas y por la existencia de leyes y protocolos que unifiquen criterios y formas de actuación por parte de las administraciones.

Pero lo realmente destacable de todo este fenómeno asociativo son los lazos afectivos y hermanamientos que se producen entre familias, que por distancia, profesiones, círculos sociales o de amistades, nada tendrían que ver unas con otras de no ser por esta circunstancia que compartimos , que une  y enriquece nuestras vidas.

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *