La Plaza Mayor de Burgos clama contra la intolerancia a ritmo de Bollywood

FUENTE: EL CORREO DE BURGOS

Los más pequeños de la casa se sumaron al baile para dar una auténtica lección de tolerancia a los allí presentes. – ISRAEL L. MURILLO

Queda mucho por hacer, sobre todo en una ciudad de provincias como Burgos, de fama conservadora en casi todos los sentidos. Pero los tiempos cambian y la lógica se impone paulatinamente a través de pequeñas conquistas que hace no mucho parecían inimaginables. Por ejemplo, el pleno consenso de todos los grupos municipales -con independencia de su orientación ideológica- en la reciente e histórica moción para promover políticas en favor de la igualdad del colectivo LGTBI (Lesbianas, Gays, Transexuales, Bisexuales e Intersexuales).

Ayer, una bandera arcoiris -de pequeñas dimensiones eso sí- lucía por primera vez en la fachada del Ayuntamiento con motivo del Día Internacional contra la Homofobia y la Transfobia. Por la tarde, decenas de burgaleses de todas las edades se daban cita en la Plaza Mayor para reivindicar una sociedad plural y tolerante. Las danzas de Bollywood marcaron el ritmo de un acto festivo y crítico a partes iguales. «Las manifestaciones no tienen porqué ser una concentración seria», declaraba María Ángeles González, integrante de Acción en Red, entidad organizadora del evento junto a la delegación regional de la Asociación de Familias de Menores Transexuales (Chrysallis).

Como tantas otras veces, los más pequeños demostraron que los prejuicios son fruto del miedo y el desconocimiento a la diferencia. Animados por sus padres, se entregaron durante el ensayo previo al acto para ejecutar la coreografía seleccionada para la ocasión. Entre medias, la lectura del manifiesto por parte de las representantes de ambos organismos puso el foco en las «consecuencias trágicas» que conlleva la discriminación. Nada más revelador que el estudio publicado en 2014 por la Agencia para los Derechos Fundamentales de la Unión Europea, en el que el 47% de los encuestados reconoció haber sufrido «amenazas o acoso escolar». A estas «cifras alarmantes» se suma el hecho de que «un tercio (…) evaluó la posibilidad del suicidio».

Precisamente, la prevención en el ámbito académico de estas actitudes similares «en importancia al racismo, la xenofobia o el machismo» es uno de los principales objetivos de las plataformas que luchan por la igualdad. A juicio de González, hoy en día «los climas escolares no son seguros» dado el desamparo que muchas veces sufren quienes «no cumplen el modelo tradicional masculino», un rol similar al del «mastín que guarda el rebaño» y en el que «ninguna oveja puede salirse». Por no hablar de ciertos términos peyorativos como «maricón», que en muchos casos cumple «una función disciplinaria».

La moción consistorial es «un punto de visibilización», señalaba Raquel Ruiz, vicepresidenta de Chrysallis Castilla y León. Además, coincidía con su compañera de Acción en Red en que el primer eslabón de la cadena se localiza en las aulas, donde debiera incluirse «la diversidad en la enseñanza». Y sabe perfectamente de lo que habla.

«En las grandes capitales hay espacios trans para manifestarse libremente», esgrimía con envidia sana debido a las posibilidades informativas que las plataformas LGTBI brindan en otros lugares. En su caso, el desconocimiento se trasladó a distintos a otros ámbitos. «La pediatra no había visto ningún caso», mientras que en el colegio sabían algo del tema «por documentales». En definitiva, «parecíamos marcianos». Triste pero cierto, al igual que las «triquiñuelas» para conseguir la rectificación registral del sexo en el DNI. Lo lógico, asegura, es que las instituciones den «facilidades» en vez de poner trabas como «hacerles pasar por un psiquiatra».

Cumplir con lo pactado
En una ciudad en la que «mucha gente se va» porque «hay menos anonimato» y sin una plataforma LGTBI operativa, toca presionar a los partidos para pasar del dicho al hecho. Por ello, Acción en Red y Chrysallis velarán por el cumplimiento de lo pactado en el Pleno. De momento, Ruiz confía en que los primeros contactos con Igualdad fructifiquen en forma de actividades de sensibilización y respuesta frente a la intolerancia. Por su parte, González detalló que su entidad ya trabaja en la organización de talleres contra la homofobia en centros escolares.

* Desde Chrysallis no compartimos el uso que algunos medios hacen del lenguaje, por lo que publicamos este artículo suprimiendo aquellas partes que no aportan nada y/o que contribuyen a mantener la ignorancia respecto a la transexualidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *