Los menores transexuales de Cantabria podrán llamarse como ellos elijan

El Gobierno de Cantabria obligará por ley a los colegios a reconocer a los menores transexuales por el nombre que ellos decidan y a que se respete su vestimenta

Fuente: El diario montañés

El Gobierno de Cantabria obligará por ley a llamar en los colegios a los menores transexuales por el nombre que elijan e implantará un sistema de acreditación de la identidad de género con una documentación específica para asegurar una atención adecuada en ámbitos como el educativo y el sanitario.

Estas son algunas de las medidas que se recogen en el borrador del anteproyecto de ley para la igualdad de trato y no discriminación por razón de orientación sexual e identidad de género que el Gobierno presentará la semana que viene a la asociación ALEGA para que realice aportaciones. El anteproyecto prevé obligar a la dirección de los centros, a los profesores y a todo el personal a que se dirijan al alumno transexual por el nombre que haya elegido, respetando su derecho a utilizarlo. Además, deberán respetar la vestimenta y el uniforme elegido por el menor en todas las actividades docentes y extraescolares que se realicen en el centro incluyendo los exámenes, y se les garantizará el acceso y uso de las instalaciones del centro de acuerdo con su identidad de género

Lo ha anunciado la vicepresidenta de Cantabria, Eva Díaz Tezanos, quien ha afirmado que se da así un paso fundamental para cumplir el compromiso asumido al principio de la legislatura para promover una sociedad tolerante con la diversidad y que proteja a las víctimas de discriminación por identidad sexual. La ley presta especial atención a la protección y defensa de los menores transexuales y su derecho a la confidencialidad de su identidad registrada y a poder expresar y desarrollar libremente su personalidad durante la infancia y la adolescencia.

Los menores transexuales tendrán derecho a recibir tratamiento médico específico, que incluirá el tratamiento hormonal desde su derecho al libre desarrollo de la personalidad y con atención a su capacidad y madurez para tomar decisiones. En esta línea, se integrará la educación en valores de igualdad, diversidad y respeto en todos los niveles educativos, explicando la diversidad afectivo-sexual desde las edades más tempranas.Igualmente, se recogerán medidas contra el acoso escolar homofóbico y transfóbico y un conjunto de actuaciones de especial protección de los menores transexuales.

En el sistema sanitario público, se garantizará que la política sanitaria sea respetuosa con las personas LGTBI y no trate directa o indirectamente su condición como una patología, especialmente las de los transexuales, transgéneros e intersexuales, como una patología. Para ello, se establecerán además estrategias para afrontar sus problemas de salud específicos

Se contempla también la aprobación de dos protocolos, uno específico de actuación en materia de intersexualidad y otro para la atención integral a personas transexuales, con expresa referencia a la atención sanitaria de los menores transexuales.

El objetivo de este protocolo es mejorar la atención temprana de las manifestaciones de transexualidad y la calidad de la asistencia sanitaria que se presta a este colectivo, garantizando que esa atención respete los principios de libre autodeterminación de género, de no discriminación y de no segregación. Además, incluirá la definición de los criterios de acceso al tratamiento hormonal de adultos y menores de edad y la intervención quirúrgica que precisen de acuerdo con la cartera de servicios vigente.

En la cartera de servicios complementaria se preverán convenios con centros de referencia del Sistema Nacional de Salud para atender el proceso de reasignación sexual, además de contemplar la formación de los profesionales sanitarios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *