Los padres del San Patricio defienden al colegio

Padres del colegio San Patricio de Málaga, amenazado por la Junta por el supuesto trato discriminatorio a un menor transexual, se defiende con una campaña de apoyo

Soy musulmana y no tengo palabras para describir lo felices que somos en San Patricio». Lo dice sin tapujos y a quien quiera oírla la madre de dos chavales que estudian en el colegio malagueño. Para poner en valor la labor que desarrolla la obra educativa de la Diócesis de Málaga en la populosa barriada de Huelin desde hace justo sesenta años, los centros concertados San Patricio y Virgen del Carmen pusieron ayer en marcha una campaña de difusión y apoyo de la misma en las redes sociales.

Aunque indirecta, se trata de una defensa contra las acusaciones vertidas recientemente desde la Junta de Andalucía, que ha amenazado al colegio San Patricio con retirarle el conciertoeducativo, debido al problema de escolarización de una menor transexual que estudia en el mismo.

Bajo el lema «I Love San Patricio», ambos colegios bilingües, pertenecientes a la Fundación Victoria, hicieron ayer un llamamiento a padres, profesores y alumnos, tanto actuales como antiguos, para que compartan cómo ha sido su paso por sus aulas a través de Facebook, Twitter (se ha creado un perfil con el nombre @loveSanPatricio desde el que se invita a los usuarios de la red a mandar sus tuits en apoyo a la labor de ambos centros con el hashtag #ILoveSanPatricio.); por correo electrónico (ilovesanpatricio@fundacionvictoria.edu.es) las experiencias de su paso por las aulas.

El objetivo es que quien así lo desee envíe sus mensajes de apoyo al trabajo que viene desarrollando la Diócesis desde hace seis décadas en Huelin en beneficio de la educación y de la sociedad malagueña en general.

La Consejería de Educación de la Junta ha anunciado que va a iniciar un expediente por el conflicto sobre la escolarización de un menor transexual de siete años en el centro malagueño, que podría acabar con la retirada del concierto educativo si se demuestra que éste ha incumplido las obligaciones del acuerdo en vigor.

El consejero del ramo, Luciano Alonso, acusó recientemente al colegio de haber «obstruido la labor de la inspección educativa en el ejercicio de sus funciones», de haber «usado los informes médicos y privados que aportó la familia para intentar resolver este conflicto en otras instancias» y, en definitiva, de «lesionar los derechos» de la menor. Sin embargo, esta supuesta discriminación contrasta con los testimonios que ya han realizado los padres y los han sido publicados en la web de la campaña, caso del de Amira Salah, madre de uno de los alumnos. «Tengo que decir que aquí, en un centro católico, no se me ha puesto ‘el cartel’ para nada», indica Amira, quien aseguró que «en el minuto uno en que pisé este colegio tuve el apoyo incondicional de todos los que colaboran en él».

De parecida opinión es María Dolores Utrera, madre de cuatro hijos, todos ellos estudiantes en el colegio San Patricio pese a la difícil situación económica por la que atraviesa. «El año pasado me quedé sin hornilla para guisar y me regalaron una para Navidad. Gracias a ellos tengo para darle de comer a mis niños comida caliente», comentó esta madre, que también ha recibido del centro otras ayudas para sufragar los libros y los uniformes de sus niños.

Los colegios San Patricio y su homólogo femenino, Virgen del Carmen, no son en ningún caso colegios elitistas, sino que han demostrado con hechos que están abiertos a toda la sociedad y en especial a aquellas personas que más lo necesitan en estos tiempos de crisis.

«Mi hijo, con déficit de atención, tiene educación, comportamiento y saber estar gracias a San Patricio», comenta en un video Yolanda Navarro, que tras el éxito en la escolarización de su hijo, decidió matricular también a su hija. Desde Educación le ofrecieron otros centros a los que optar, pero «como estoy contenta, no me he ido», reseñó.

Fuente: ABCAndalucia.es FRANCISCO JAVIER FLORES (Corregimos el género de la menor porque este medio hace caso omiso de la sentencia de la FAPE y continúa tratando en masculino a la niña)

Nota de Chrysallis: La versión de este periódico no coincide con las declaraciones observadas en la página de facebook a la que hace referencia. Se ha observado que los comentarios que cuestionan la actuación del centro o de apoyo a la familia de la menor transexual eran eliminados.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *