Luchas justas que merecen la pena.

El martes 5 de Marzo a las 20 horas, R. y su marido lloraban de emoción. Nueve horas antes, a las 11 de la mañana, comenzaba el juicio para determinar la idoneidad del cambio en la partida de nacimiento de su hijo. Nueve horas repitiendo hasta la extenuación una y otra vez lo mismo. Nueve horas conscientes de lo que estaba en juego y sabedores de la importancia, no sólo para su propio hijo, sino para todas las familias que luchan en el mundo entero por el reconocimiento oficial de la identidad de sus hijas e hijos. Nueve interminables horas tras las cuales el juez fallaba a favor:

cq5dam.thumbnail.624.351

“Se concede el levantamiento de una nueva Acta de Nacimiento por Reasignación de Concordancia sexo-genérica, reconociendo que la identidad de Género de la menor que hasta el día de hoy llevo el nombre de ********* lo es de masculino, debiendo por tanto asentarse en su nueva Acta de Nacimiento el nombre de ********* , siendo su sexo el de Masculino al haberse actualizado las hipótesis normativas previstas en los artículos 135 bis del Código Civil, 498 y 498 bis del Código de Procedimientos Civiles, ambos para el Distrito Federal y demás relativos y aplicables de dichos ordenamientos”…

Desde todos los rincones de España, hoy Chrysallis celebra junto a la familia de R., esa sentencia, junto a su hijo que ha visto reconocido su derecho a la identidad como base de otros muchos derechos que le van unidos.

Aquí seguiremos luchando porque se modifique la Ley 2007/3 y porque las administraciones estén al servicio de lxs ciudadnxs, y no en su contra.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *