Niños y adolescentes transexuales: ¿visibilidad?

Cada vez más salen a la luz más casos de niños o niñas que sienten que su exterior no corresponde con su interior. Los jóvenes transexuales son niños o niñas y adolescentes que se identifican como transgénero y/o transexuales. Los jóvenes transgénero suelen ser invisibilizados porque la mayoría de los médicos son reacios a proporcionar tratamientos médicos para ellos cuando aún son menores.

Además, la juventud del colectivo transexual es la que más desafíos presenta respecto a los adultos del mismo colectivo. Cada individuo transgénero manifiesta diferentes tipos de diferencias en distintos momentos de su vida. Los primeros signos son visibles en la infancia, cuando un niño o niña de con esta identidad sexual, puede expresarse de manera incongruente la insatisfacción en relación con su sexo. Sin embargo, muchos de estos niños experimentan rechazo como consecuencia de sus diferencias y rápidamente tratan de reprimirlos. Por lo tanto, las personas que ven a estos niños o niñas con regularidad pueden no ser conscientes de que no están contentos como miembros de su género.

En muchas países del mundo, ser transgénero no es ampliamente aceptado. Por lo tanto, los jóvenes transexuales pueden sentir que tienen que permanecer en silencio hasta que sientan que es seguro y apropiado revelar su identidad de género a sus padres y otros miembros de la familia y amigos. Puede que sea imposible predecir la reacción de los padres a este tipo de noticias pero, las reacciones de los padres a los niños transexuales suelen cambiar con el tiempo, cuando se dan cuenta de que sus hijos o hijas son felices de verdad.

La pubertad es un momento muy difícil para casi todos los jóvenes transexuales, y muchos otros jóvenes transgénero. La pubertad se considera a menudo como un momento difícil para todo el mundo, tenga la sexualidad que tenga, pero a diferencia de los demas, que estan entusiasmados con los cambios corporales y encantados con ver como… todas sus cosas van desarrollandose, de cierta manera, los adolescentes transexuales están horrorizados por los cambios que se producen en sus cuerpos.

Os recomendamos que visionéis el documental “Becoming Me“, donde se muestra el proceso de ocho familias con niños y niñas transgénero de edades entre los 5 a 25 años. Es un documental genial que todo el mundo debería ver.

En los últimos años, muchos niños y niñas y jóvenes transgénero han recibido asesoramiento y, en algunos casos, el tratamiento médico para adecuar su físico a su sexo. En algunos países, las escuelas están trabajando para dar cabida a la identidad y expresión de género mediante la eliminación de las actividades de género tradicionales, aspecto que no solo se debería trabajar en algunas escuelas, sino crear un plan general en todas las escuelas públicas de un mismo país, para poder atender a todo el alumnado por igual sin tener esos estereotipos que la sociedad ha creado durante años en las aulas.

Fuente: De aquí al Pans (Alba Montoro)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *