No es un capricho: 5 cosas que debes saber sobre las personas trans

eldiario.es

1. ¿Trans? ¿travestidos? ¿transexuales? ¿transgénero? Aclaremos conceptos

Transgénero es un término que describe una amplia diversidad de personas cuya apariencia entra en conflicto con las normas binarias del género, masculinidad versus feminidad, que aplica la sociedad. Una persona transgénero es aquella cuya identidad de género no coincide, en mayor o menor medida, con el sexo asignado o las normal sociales que ese sexo conlleva. Incluye a transexuales, travestidos, intergénero, intersexuales, transformistas, dragqueens o dragkings entre otros.

En el supuesto de la transexualidad, una mujer transexual es una persona que se le asignó “masculino” en el nacimiento, pero tiene una identidad de género femenina; un hombre transexual es una persona que se le asignó “femenino” en el nacimiento, pero tiene una identidad de género masculina

2. Identidad de género y orientación sexual: ¿hablamos de lo mismo o de cosas distintas?

Por lo general, las personas no experimentan y perciben sus identidades de género con arreglo a un único patrón. Las personas transgénero, cuyo sentido de su propio género difiere del sexo que se les asignó al nacer, también experimentan y expresan su identidad de género con arreglo a diversos patrones. Su percepción de la identidad de género puede evolucionar con el paso del tiempo. Algunas personas transgénero se identifican como totalmente mujeres u hombres; otras perciben su identidad de género como un continuo entre ambas opciones. Algunas personas transgénero están dispuestas a someterse a tratamientos médicos para modificar su cuerpo, otras prefieren no hacerlo. Además, la identidad de género es independiente de la orientación sexual, pudiendo ser, una persona transgénero heterosexual, homosexual o bisexual.

3. ¿Es grave su situación de derechos humanos?

Muy grave. Las personas transgénero se enfrentan, a diario, a discriminación basada en su identidad de género y a violaciones de sus derechos humanos como el derecho a la integridad física, el derecho a la libertad de expresión o el derecho a la vida.

Marcha Trans*genious en Berlín, 2013 © Richard Koehler

Marcha Trans*genious en Berlín, 2013 © Richard Koehler

Las personas transgénerosuelen ser discriminadas a causa de los prejuicios y los estereotipos de género generalizados que se derivan de las ideas estandarizadas de masculinidad y feminidad. Precisamente por esas ideas estandarizadas, las personas transgénero suelen ser discriminadas sea en la escuela o en el lugar de trabajo. Además, no tener documentos que reflejen su identidad de género puede exponerlos aún más a la discriminación a la hora de presentar, por ejemplo, un DNI cuyos indicadores de género no se corresponden con su identidad y expresión de género. Estas “salidas del armario” involuntarias son un gran motivo de preocupación en países en los que las personas transgénero no tienen acceso a que se les reconozca legalmente su identidad de género, o en los que este reconocimiento se ve obstaculizado por unos procedimientos largos y pesados.

En una encuesta realizada por la Agencia de los Derechos Fundamentales de la Unión Europea (FRA) entre la población de personas LGBTI en Europa en 2013, el 29% de las personas transgénero encuestadas respondieron que durante el año anterior a la encuesta habían sido discriminadas en el trabajo o cuando buscaban empleo. El 35% de ellas dijeron que habían sufrido violencia o amenazas de violencia durante los cinco años anteriores a la encuesta. El 50% de las personas encuestadas que habían sufrido violencia o amenazas de violencia en los 12 meses anteriores a la encuesta sentían que había sido por su identidad de género.

4. ¿Se pueden sufrir consecuencias aún más drásticas por ser trans?

Sí. Desde 2008 a 2014 hay constancia de crímenes de odio de 1.731 personas transgénero en todo el mundo. En demasiadas ocasiones son objeto de violencia y crímenes de odio sin que los hechos sean investigados ni los autores detenidos y juzgados. En algunos casos, las personas transgénero son hostigadas por las propias autoridades, incluida la policía.  

Es el caso de Ihar Tsikhanyuk, un drag queen homosexual y activista LGBTI bielorruso que sufrió hostigamiento por parte de agentes de la policía. “Chico, ¿no tienes miedo a acabar con 9 gramos [una bala] en la frente?”, fue la respuesta que Ihar recibió de las autoridades de su país cuando denunció los hechos.

5. ¿Estas violaciones de derechos humanos tienen lugar en la Unión Europea?

Sí. En un contexto más europeo, las discriminaciones se centran en violaciones del derecho a la intimidad o de los derechos sexuales y reproductivos. A día de hoy, más de 20 países europeos exigen que las personas trangénero se sometan a tratamientos de esterilización como condición para su reconocimiento de género.

Además, en casi la totalidad de países europeos, incluida España, las personas transgénero tienen que pasar por un diagnóstico psiquiátrico para reconocer legalmente su género, ya que el hecho de ser transgénero está considerado aún un trastorno mental para la Organización Mundial de la Salud.

John Jeanette Solstad Remø es una mujer transgénero noruega © AI

John Jeanette Solstad Remø es una mujer transgénero noruega © AI

John Janette Solstad se ha revelado contra esta situación. Noruega, su país, es uno de esos países que exigen esterilización y diagnóstico clínico en su legislación. “No estoy enferma. No hay nada malo con mi cuerpo y no quiero ser castrada. Todos merecemos el derecho a expresar el género con el que nos identificamos”. Amnistía Internacional trabaja con John Janette para que el Gobierno Noruego modifique la normativa vigente y, pese a que el gobierno noruego prometió recientemente reformar la legislación, aún no ha habido ningún cambio legal al respecto.

Estos ejemplos nos dan una idea de las situaciones de discriminación y de violación de Derechos Humanos que sufren las personas trans y deben animarnos a luchar por sus derechos, que son los derechos de todos. Desde Amnistía Internacional os aminamos a uniros a esta campaña y a las acciones de solidaridad relacionadas bajo el lema: ¡Yo decido quién soy, es mi derecho!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *