Peter Gluck

Gluck (Hannah Gluckstein), pintor británico nacido el 13 de agosto de 1895, falleció el 10 de enero de 1978.

Vida y carrera

Gluck nació en una familia judía acomodada, hijo de Joseph Gluckstein. Sus hermanos Isidore y Montague fundaron la J. Lyons and Co., el imperio británico de cafeterías y catering. Su madre, Francesca Halle, norteamerican, fue cantante de ópera. Otro hermano de Gluck, Sir Louis Gluckstein, fue un político conservador.

En los años 20 y 30 Gluck se dio a conocer por sus retratos y pinturas florales (estas últimas favorecidas por el decorador de interiores Syrie Maugham). Gluck insistió en ser conocido sólo como Gluck, “ni prefijos, ni sufijos, ni citas”, y cuando una sociedad de arte de la que fue vicepresidente le identificó como “Miss Gluck” en su membrete, renunció al cargo. Gluck no se identificó con ninguna escuela o movimiento artístico y mostró su obra sólo en exposiciones individuales, en las que se mostraban en un marco especial inventado y patentado por él mismo. Este “marco-Gluck”, que sobresalía de la pared en tres niveles, era pintado o empapelado para que coincidiera con la pared en la que se había colgado, consiguiendo de este modo que sus pinturas se viesen como parte de la arquitectura de la sala.

Una de las pinturas más conocidas de Gluck, Medallion, es un doble retrato de Gluck y su amante, Nesta Obermer, inspirada en una noche de 1936 cuando asistieron a una producción de Fritz Busch, Don Giovanni, de Mozart. Según la biógrafa de Gluck, Diana Souhami, “se sentaron en la tercera fila y sintió la intensidad de la música fundiéndose en una sola persona e igualando su amor”. Gluck se refiere a esto en la foto “YouWe“. Más tarde fue utilizado como portada en la edición de la novela The Well of Loneliness del Virago Press. Gluck también tuvo una relación romántica con la diseñadora floral británica Constance Spry, cuyo trabajo sirvió de base para las pinturas del artista.

En 1944 se trasladó a Chantry House en Steyning (Sussex), a vivir con su amante Edith Heald Shackleton hasta su muerte.

En la década de los 50 Gluck se mostró insatisfecho con sus pinturas y comenzó una “guerra de pintura” para aumentar su calidad. Finalmente persuade a la British Standards Institution para crear un nuevo estándar para las pinturas al óleo, sin embargo, la campaña consume demasiado tiempo y energía, alejando a Gluck de la pintura durante más de una década.

En los años setenta, con pinturas especiales hechas a mano, provistas gratuitamente por un fabricante que había tomado sus exigentes normas como un reto, Gluck regresa a la pintura con otra exposición individual que fue muy bien recibida, la primera desde 1937 y la última: Gluck murió en 1978.

La última gran obra de Gluck fue la pintura de una cabeza de pescado en descomposición en la playa titulado Rage, Rage against the Dying of the Light.

La historia se ha empeñado en recordarle como una pintora lesbiana. En aquel entonces era complicadísimo que una persona nacida en un cuerpo femenino amara a las mujeres, así que ni hablar de transexualidad. Evidentemente Gluck nunca tuvo la información para poder decir que no era lesbiana, que era un hombre trans hetero, pero los indicios de su vestimenta, de cómo cuentan que se comportaba en sociedad, de cómo le hacía enfurecer que le llamaran “señorita” o por su nombre de nacimiento y el retrato que le hizo Romaine Brooks titulado con toda la franqueza del mundo, Peter, nos hacen sospechar que efectivamente era un hombre trans.

PETER, de Romaine Brooks

Peter, de Romaine Brooks

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *