PirataTrans Carabarco

‘PirataTrans Carabarco’ escrito por Julio Concepción, que escribe con el seudónimo Gran Ovidio Acopan, es un cuento que pretende promover la diversidad sexogenérica y la igualdad buscando la normalización de la transexualidad en la sociedad.

PIRATA

Esta obra de la Editorial La Calle,  nace con la intención de lanzar un mensaje de igualdad desde la infancia.

(Para acceder a la compra on line pincha en la imagen o sigue este link  http://www.editoriallacalle.com/libro/el-piratrans-carabarco)

Se trata de una obra novedosa que busca promover la diversidad sexogenérica y la igualdad entre la población más joven. A través de las ilustraciones de simpáticos piratas y con diferentes historias, se fomenta el concepto “todos somos iguales” aunque unos sean calvos, tengan pelo o usen o no pendientes, pulseras o parche en el ojo.

El cuento va acompañado de una guía didáctica que pretende normalizar la transexualidaddesde edades tempranas, haciendo ver que sea como sea el cuerpo de cualquier personaje, son auténticos piratas.

“Es una herramienta necesaria para acercar la transexualidad a la escuelas y a la educación, liberándola de prejuicios y desmontando tópicos que sobre esta realidad del ser humano ha impuesto una sociedad cisexista, excluyente y no respetuosa con la diversidad”, declara Mar Cambrolle, quien añade que “este hermoso ‘Piratrans’ viene a conquistar islas de libertad y a compartir los tesoros del respeto y la diversidad, derrumbando y deconstruyendo muros y prejuicios que hacen que a muchas personas y personitas por ser de color en un mundo donde solo hay cabida para el negro y el blanco, sean objeto de un trato desigual y se les prive de derechos humanos fundamentales”.

Sinopsis:

“Yo soy Carabarco, el piraTrans. Los que no me conocen, se hacen ideas equivocadas sobre mí. No soy un hombre en cuerpo de mujer, ni tampoco vivo en un cuerpo equivocado. Yo he robado muchas cosas en la vida: besos, piedras preciosas, doblones de oro e incluso algún que otro castillo de arena. ¡Sí, no me da vergüenza confesarlo! Pero lo que nunca he robado a nadie es una mano, una nariz o una pierna. ¡Este cuerpo es mío! ¡Soy un hombre de verdad!

Eso es la diversidad. No hay ni un solo pirata entre todos vosotros que no tenga algo distinto a otro. Que siendo igual visto de lejos, se vuelva diferente visto de cerca. Unos lleváis pata de palo, otros de hierro o de plástico ligero; algunos tenéis barba, pelo rizado o estáis calvos. Entre nosotros hay piratas blancos, negros, amarillos; de pelo rojo, rubio, castaño; con ojos azules, verdes o marrones. Hay quienes lucís pendientes en una oreja, argollas en las dos y hasta una pinza de la ropa como yo… porque al final ¡lo importante es sentirse pirata por dentro!

Carabarco es un pirata, pero un pirata de los de verdad, con dos ovarios, un gallo y una estrella como parche. Distinto, vale, pero igual de bucanero que cualquier otro corsario de los siete mares. Y aunque esas diferencias lo hacen ser piraTrans, es como cualquier filibustero. Unos tienen barba y otros una gran espada, Carabarco tiene una chistera y muchas historias que contar”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *