Protocolo de actuación sobre identidad de género en el sistema educativo andaluz

Hoy, 21 de mayo de 2015, se ha publicado en el Boletín Oficial (de la Junta de Andalucía), el “Protocolo de actuación sobre identidad de género en el sistema educativo andaluz”, que adquirirá el carácter norma mañana, con su entrada en vigor. Hasta entonces y desde marzo, lo han tenido los distintos centros educativos de Andalucía. Nos congratulamos de que por fin ese Protocolo haya adquirido la carta de naturaleza que le corresponde a una disposición esencial para los menores transexuales.

Se trata de una disposición que no se ha gestado al margen de los colectivos afectados, algo que siempre es de agradecer (y reconocer). Igualmente agradecemos y reconocemos la actuación en el mismo de la Asociación de Transexuales de Andalucía, que además nos dio a Chrysallis la posibilidad de aportar nuestra perspectiva al texto. Fue a finales de octubre de 2014, cuando Mar Cambrollé nos hizo llegar el Proyecto de Orden de la Consejería de Educación de la Junta de Andalucía, en cuyo Anexo V figuraba el “Protocolo de actuación sobre identidad de género en el sistema educativo andaluz”, invitándonos a realizar observaciones al mismo, para hacerlas llegar a la Consejería. No quisimos desaprovechar esa oportunidad que nos brindó ATA, y de inmediato presentamos una batería de posibles cambios.

Algunas de nuestras propuestas han quedado finalmente reflejadas en el Anexo VIII que incorpora la Orden de 28 de abril de 2015, por la que se modifica la Orden de 20 de junio de 2011, por la que se adoptan medidas para la promoción de la convivencia en los centros docentes sostenidos con fondos públicos y se regula el derecho de las familias a participar en el proceso educativo de sus hijos e hijas. En concreto, aunque fueron más los cambios propuestos, se han acogido los tres siguientes:

a) Inicialmente, entre las medidas organizativas y educativas a adoptar en el centro, se preveía que se indicaría a la comunidad educativa del centro que se dirija al alumno o alumna por el nombre que acuerde la familia con la dirección del centro. Entendimos que el nombre elegido por el alumnado no debía estar condicionado a un acuerdo entre la familia y la Dirección del centro, defendiendo mantener mejor la referencia genérica al nombre elegido, como hace la Ley, y como felizmente recoge la Orden.

b) Dentro esas medidas organizativas y educativas a adoptar en el centro, se preveía que “5. En los casos en que el centro no disponga de aseos o vestuarios unisex, se garantizará que el alumnado transexual tenga acceso a los aseos y vestuarios que le corresponda de acuerdo con su identidad de género”. Propusimos suprimir la referencia a la existencia de aseos o vestuarios unisex, porque podía dar lugar a interpretaciones contrarias al alumnado transexual. En concreto, nos constaba un centro que “se tomó la molestia” de instalar un aseo unisex para una alumna transexual, impidiéndole acceder al que correspondía a los femeninos por la existencia de ese aseo. Finalmente, la Orden indica que “Se garantizará que el alumnado transexual tenga acceso a los aseos y vestuarios que le corresponda de acuerdo con su identidad de género”.

 c) Por último, entre las medidas de prevención, detección e intervención ante posibles casos de discriminación, acoso escolar, violencia de género o maltrato infantil por identidad de género, sugerimos añadir una referencia a las medidas correctoras que prevé el art. 124 de la Ley Orgánica 2/2006, de 3 de mayo, de Educación. Finalmente, aunque no coincide el literal propuesto por Chrysallis, se alude a “las medidas correctoras que procedan ante conductas que atenten contra la dignidad personal de otros miembros de la comunidad educativa, especialmente cuando esté presente un componente sexual, homófobo o de identidad de género”.

Tras estas aportaciones, Chrysallis Andalucía ha hecho numerosas sugerencias al llamado II Plan de Igualdad de Género en Educación, a instancia de la Dirección General de Participación y Equidad de la Junta de Andalucía, de cuyo buen fin deseamos poder dar igualmente pronto noticia. Y entre tanto, hoy corresponde felicitarnos: hoy los colectivos que defendemos a los menores transexuales, estamos de enhorabuena.

Autor: Javier Maldonado

Orden Protocolo Educativo Andalucía

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *