RAQUEL RUIZ, DE CHRYSALLIS, ANTE LA MANIFESTACIÓN DEL SÁBADO 1 EN CÁDIZ POR LOS DERECHOS TRANS

Por Eduardo Nabal

Raquel Ruiz Miranda es miembro de la junta directiva de Chrysallis, la asociación de familias de niños y niñas trans que puso en marcha la campaña de sensibilización que ha provocado la ira de los sectores más fundamentalistas de la sociedad y ha motivado el infausto periplo del autobús de la transfobia de Hazte Oir, que empieza a acercarse a Cádiz y contra el que hay convocada una manifestación en la ciudad el próximo sábado 1 de abril.

 FUENTE: CUERPOS PERIFÉRICOS EN RED

EDUARDO NABAL.- Hola Raquel: Nos puedes hacer una breve historia de Chrysallis, su formación, objetivos, expansión etc., para los que no conozcan la asociación o solo de oídas.

RAQUEL RUIZ MIRANDA.- Chrysallis nace en 2013, cuando varias familias de distintos puntos de España se van conociendo al buscar información sobre transexualidad en menores y empiezan a compartir experiencias y objetivos. Deciden asociarse para unir fuerzas y compartir recursos con los que dar voz a sus hijxs. A partir de ahí el crecimiento de Chrysallis ha sido exponencial. Empezaron cuatro familias y hoy somos casi 500. Nuestro objetivo es el bienestar de nuestrxs hijxs y para ello debemos conseguir que existan leyes que les reconozcan, y protocolos tanto educativos como sanitarios que contemplen esta realidad cambiante.

E.N.- Existen muchas visiones acerca de la transexualidad o las transexualidades y los géneros. Pero creo que actualmente hay unanimidad en acabar con la patologización ¿Cuáles son vuestras posturas al respecto?

R.R.M- Cada persona sabe quién es, y con qué sexo se identifica. Creemos en la autodeterminación personal, y si queremos saber a qué sexo pertenece una persona, solo tenemos que preguntárselo a ella. Nadie puede decidir quién soy yo, debo ser yo quien me defina. Esto parece muy lógico, pero a las personas transexuales se les cuestiona y niega su identidad con el único argumento de sus genitales. Las niñas y los niños transexuales lo expresan muy claro, lo que ha cambiado es que ahora las familias les escuchamos y hemos decidido acompañarles en este camino. Actualmente sabemos que la transexualidad no es una enfermedad, ni un transtorno, ni una patología. La mayor parte de las niñas y niños de Chrysallis llevan vidas tan cotidianas como el resto de sus compañerxs cisexuales, aún teniendo en cuenta las trabas legales y administrativAs con los que nos encontramos. La realidad se impone.

E.N.- Se empieza a hablar por fin de las razones LGTBfóbicas que existen detrás del bullyng o el acoso escolar. También de los/as que miran hacia otro lado. Parece que se detecta más fácilmente pero también que las formas de humillación o estigmatización del considerado/a diferente se han sofisticado ¿Dónde está vuestra labor y que colectivos os apoyan en este ámbito?

R.R.M: Es cierto que el bulling existe, y es cierto también que el colectivo LGBT es uno de los que más lo sufre. Pero también es cierto que cada vez se lucha más contra esto. Se hacen muchas campañas, se dan muchas charlas en colegios e institutos, y aunque sigue siendo un gran problema, veo que lxs chavalxs cada vez tienen más capacidad de empatía, y aceptan las diferencias con más naturalidad. Aunque siempre habrá quien acose al diferente. Como asociación colaboramos en la elaboración de leyes y protocolos en los que se contempla la LGBTfobia, y por supuesto acompañamos a las familias en las que surge algún problema de bulling con su hijo o hija para intentar solucionar el problema. La mejor manera de luchar contra la transfobia es la educación en diversidad.

E.N.-Hemos de hacer una triste parada en el autobús de la transfobia que ha puesto a circular la secta ‘Hazte oír’, con su consabida ideología de género facistoide ¿Cómo hacerle entender a la gente que la transfobia como el machismo, el racismo o la homofobia no son opiniones sino discursos de odio y que hay instituciones que lo promueven desde la luz y la sombra?

R. R. M.- Lo de esta gente no lo entiendo, no quiero ni nombrarlos, han encontrado en nuestros hijos e hijas una plataforma para difundir sus prejuicios. Negar la existencia de la personas transexuales es ridículo, no van a desaparecer porque lo digan estás personas. Pero creo que es parte de una estrategia para hacerse ver. Esta vez les ha tocado a nuestrxs peques, pero pronto encontrarán más causas con las que “defender su libertad de expresión”. Lo bueno del caso es que han conseguido dar visibilidad al colectivo y hemos recibido un gran apoyo tanto social como institucional. Pero se paga un precio muy alto. Niños y niñas con vidas totalmente normalizadas y perfectamente integrados se han visto de nuevo cuestionadxs, y ha habido varios incidentes, además de la pena y la rabia que les produce escuchar este tipo de mensajes, que denotan o una ignorancia supina sobre lxs niñxs transexuales o un verdadero acto de mala fe. Nuestros chavales dicen “¿y a ellos que les importa lo que yo tenga debajo de la ropa?”, pues no tengo la respuesta, yo tampoco lo entiendo. Son gente con dinero, bien asesorados, bordean la ley y aquí no pasa nada. Y encima reciben cantidades de dinero público, se me revuelven las tripas. Mejor cambiemos de tema.

E.N.- ¿Crees que los sectores más progresistas de la sociedad se implican lo suficiente en este campo o en vuestra propia experiencia la actitud ante la diversidad sexual no tiene nada o poco que ver con otras actitudes sociales de transformación? ¿Cuáles son las alianzas y las resistencias?

R.R.M.- Desde muchos sectores, en distintos ámbitos quieren contar con nosotrxs, parecen interesados, nos escuchan, nos prometen avances, tenemos muchas reuniones…pero a la hora de la verdad… Esto va lento, y nuestrxs niñxs crecen, no podemos permitirnos el lujo de esperar años a que se tramiten las leyes, es frustrante ver como los políticos, y también algunos colectivos, hacen docenas de fotos de mesas de trabajo en las que se dicen muchas cosas y no se concreta nada, o apenas nada. Sobre alianzas y resistencias no sé qué decirte, está claro que los sectores más conservadores son una piedra en el camino, pero entre nuestras familias hay gente de todo tipo, la transexualidad no entiende de ideologías ni de religiones, tenemos peques que hacen su primera comunión acorde a su identidad sin problema, por ejemplo. Todos los grandes caminos empezaron con un pequeño paso y ese ya le hemos dado.

2 thoughts on “RAQUEL RUIZ, DE CHRYSALLIS, ANTE LA MANIFESTACIÓN DEL SÁBADO 1 EN CÁDIZ POR LOS DERECHOS TRANS

  1. Estoy totalmente perdida y asustada, mi niño pequeño de 6 añitos Hugo; está continuamente diciéndonos que es una chica; a sus amigos en el colegio les ha contado que él es una chica y que se llama Teresa; no sé ni por dónde empezar; necesito ayuda

    • Hola Cristina,
      Te envío un correo pero te avanzo que si dice que es Teresa será porque es el nombre y la identidad que siente que le representa. Es solo un nombre.
      Un abrazo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *