Simposium Internacional sobre Actividad Física, Salud y Justicia Social: Poblaciones Vulneradas

AUTORA: María José Márquez

Modelo_Poster_Simposium_Poblaciones_Vulneradas (1)-001

El pasado fin de semana, los días 13 y 14 de mayo, Ana Romero y yo hemos tenido la oportunidad de participar en el Simposium Internacional sobre Actividad Física, Salud y Justicia Social: Poblaciones Vulneradas que tuvo lugar en Valencia. Lo hicimos en calidad de representantes de la Comision de Deportes de Chrysallis. Se nos ofertó la posibilidad de presentar un póster y exponerlo y no dudamos en que había que hacerlo, estar allí y seguir con la labor de visibilización en la línea de Chrysallis. Gracias a la Universidad de Valencia y en especial a la Facultad de Ciencias de la Actividad Física y el Deporte por aceptar nuestra aportación y dejarnos contar cual es la situación de lxs menores transexuales en el panorama deportivo español, los obstáculos a los que se enfrentan y las necesidades más imperiosas, que como suele suceder, están ligadas a las necesidades sociales en general, pues el deporte no deja de ser un ámbito social más en el que nuestrxs hijxs tienen que participar en igualdad de condiciones y con las mismas oportunidades.

 

2 thoughts on “Simposium Internacional sobre Actividad Física, Salud y Justicia Social: Poblaciones Vulneradas

  1. Eso no significa que ustedes tengan que obligar a los demás a que piensen igual que ustedes, y que impongan a todos los niños para que sean transexuales ni que los niños nazcan con vagina ni a las niñas que nazcan con pene, es absurdo. y los respetarán a ustedes.

    • No, evidentemente no significa que podamos obligar a nadie a pensar como nosotrxs, lo que significa es que las personas transexuales, en nuestro caso, niñas, niños y adolescentes transexuales, nacen exactamente con los mismo derechos que las personas cisexuales (aquellas en las que sí se acertó en la sexación neonatal) y que, legalmente, nadie, por muchas ideas contrarias que tenga, puede ir en contra de sus intereses ni vulnerar sus derechos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *