Un grupo de padres exige que la Junta rechace la petición de la niña transexual

El PaísEducación se niega a retirar las instrucciones que instan a tratar a la menor como una alumna más

Un grupo de padres del colegio en el que estudia una niña transexual de seis años han pedido a la Consejería de Educación que dé marcha atrás en las pautas que ha fijado y que instan al centro concertado de Málaga a respetar la identidad de género de la menor. Los padres firmantes le reprochan a la Junta de Andalucía que haya actuado sin consultar a las demás familias del centro y sin pensar “en los posibles efectos” que esta decisión “puede provocar en el normal desarrollo social y psicológico del resto de los alumnos”. La Consejería de Educación asegura que no va a retirar las directrices enviadas al colegio y ha informado a la Fiscalía Superior de Andalucía de que el centro se niega a acatarlas.

El escrito remitido a la Delegación de Educación de Málaga está firmado por “al menos 100 familias” de las más de 800 que tienen hijos en el colegio, según la fundación diocesana que gestiona el centro, dependiente del Obispado malagueño. El centro está siendo investigado por la fiscal andaluza de violencia contra la mujer y discriminación sexual de género porque se niega a que, como piden los padres de la niña, la menor sea tratada como una alumna más.

La carta firmada por un grupo de padres insiste en que la comunidad educativa respeta a la menor, pero habla siempre de ella en masculino. “El menor es conocido por todos y siempre ha sido querido y respetado por alumnos y profesores en su especificidad. Todas las niñas y niños son únicos”, señalan estos padres, para quienes tras la petición que ha hecho la familia de la menor para que se le permita vestir el uniforme femenino hay un “interés por llamar la atención contrario a la convivencia” puesto que muchas niñas del colegio acuden con pantalón a clase. “No se puede poner patas arriba un centro a causa de lo que puede acabar siendo un mero capricho infantil”, señalan los padres en referencia a la identidad sexual de la menor.

Un portavoz de la Delegación de Educación de Málaga aseguró que la Junta no va a atender la petición de estos padres porque entiende que las instrucciones que se han formulado “no son lesivas” para ningún alumno. “En absoluto nos planeamos dar marcha atrás”, señalan desde Educación, que ha trasladado a la fiscalía la negativa del colegia a atender sus directrices.

La Asociación de Transexuales de Andalucía (ATA) ha censurado el escrito de los padres, a los que les acusa de estar “desafiando” el cumplimiento de un derecho. “Las recomendaciones que ha hecho educación están basadas en derechos fundamentales”, señala Mar Cambrollé, presidenta de ATA. “En un Estado aconfesional deben prevalecer las leyes que hemos aprobado los ciudadanos. Y las opiniones religiosas deben quedarse en lo privado”, añade Cambrollé, que insiste en la necesidad de que el Parlamento andaluz tramite la ley integral de transexualidad. “Con la ley aprobada no pasarían estas cosas”, lamenta la presidenta de ATA.

Los sindicatos mayoritarios en el sector educativo apoyaron la petición formulada por padres de menores transexuales para que los colegios respetaran la identidad sexual de los niños. El secretario de Enseñanza Concertada de UGT Andalucía, Jesús Bru, recuerda que los centros concertados tienen “los mismos derechos y obligaciones” que los públicos. “Entendemos que hay que buscar el beneficio de la menor por encima de todo siempre que no perjudique al resto de alumnos. Y, en este caso, no perjudica a nadie”, afirma Bru.

Fuentes: El País Andalucía (Reyes Rincón), Asociación de Transexuales de Andalucía – Sylvia Rivera

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *