Un joven transexual de 12 años obtiene el certificado de nacimiento reconociendo su género masculino

Sentencia histórica. A sus tan sólo 12 años de edad, Wren Kauffman es un chaval que vive en la ciudad de Edmonton, en el estado de Alberta, que ha logrado un hito histórico en su país que podría dar lugar a una oleada de victorias para los derechos transgénero en todo Canadá: Se le ha concedido que su certificado de nacimiento reconozca su identidad masculina. 

Su recién estrenado documento fue presentado el pasado domingo en Edmonton, durante un almuerzo organizado con motivo de las Fiestas del Orgullo por el alcalde de la ciudad y con una maestra de ceremonias muy especial, la ministra de Cultura de la provincia, Heather Klimchuk.

Los padres del pequeño lo han apoyado y arropado en todo momento presentando una denuncia ante la Comisión de Derechos Humanos de Alberta para exigir que el Gobierno reconociera su identidad sexual en su partida de nacimiento. La Ley en la región establecía que las personas transexuales deben tener aprobada la cirugía de reasignación antes de que puedan cambiar el sexo en sus actas de nacimiento pero un juez local, en el mes de abril, anuló esta ley argumentando que violaba los derechos de las personas transgénero.

Wren nunca ocultó a nadie lo que siente. Los maestros, amigos y otros estudiantes en su escuela de Edmonton siempre supieron la verdad: que es una chica en apariencia, pero se siente como un niño en su interior. Y es por eso, incluso a una edad tan temprana, él ha optado por vivir en el mundo como lo que siente y no mantenerlo en secreto. Hace un año aseguraba que era estresante aparecer en sus documentos como mujer cuando no se sentía como tal: “Si no eres tú mismo, entonces es como estar siempre triste y deprimido, le contaba a la cadena CBC News.

‘Muchos estudiantes están saliendo en la escuela del armario y lo están haciendo a edades más tempranas’, asegura Kris Wells, investigador del Instituto de Estudios y Servicios Sexuales de Minorías en la Universidad de Alberta. Algunos estudios muestran que seis de cada mil estudiantes experimentan la transexualidad. Es el caso de Wren, nació como niña pero a la edad de 9 años comenzó a identificarse como niño y ahora vive su vida como un chico más en Edmonton.

En la década de 1970, la mayoría de las provincias canadienses cambiaron sus leyes para que las personas pudieran cambiar sus certificados de nacimiento después de la cirugía de reasignación de sexo. La revisión dejó fuera a los niños y niñas transgénero porque las personas debían tener al menos 18 años para poder acceder a la cirugía.

Ontario revisó su legislación a raíz de una sentencia presentada en 2012 en el Tribunal de Derechos Humanos por una persona transexual que quería que se le reconociese su género masculino en su certificado de nacimiento y a la que se le pedía previamente una operación de cambio de sexo. El alto tribunal lo declaró discriminatorio y ahora la Ley permite modificar la documentación siempre que un médico o psicólogo acredite la identidad de género. En la provincia se estableció un límite de edad de 18 años para aceptar las solicitudes y el tema quedó pendiente de revisión.

Otras reclamaciones apelando a los Derechos Humanos también se han presentado en, al menos, otras tres provincias: La Columbia BritánicaSaskatchewan y Manitota, lo que significa una posible victoria de los derechos de las personas transgénero en todo Canadá.

Fuente: RAGAP

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *