Una gitana transexual, inspiración de un barrio cordobés

Fuente: ElPais.com

Retrato de Jennifer Escobedo, en la calle Fernández de Córdoba, 10, en Córdoba. JUAN CARLOS TORO

Un retrato de papel en blanco y negro de 11 metros de altura, pegado sobre una enorme fachada. Envuelta en la bandera romaní, con un espejito en una mano y una barra de labios en la otra, aparece la imponente imagen de Jenifer Escobedo, una cordobesa de 26 años gitana y transexual. Una esbelta mujer anónima de la deprimida zona sur de Córdoba, donde siete fotomurales encumbran a siete héroes del distrito en la iniciativa Made in barrio del área de Juventud del Ayuntamiento, creada para forjar referentes, ejemplos e inspiración entre sus vecinos. Talento, esfuerzo, solidaridad, superación y compromiso sobre pared. El de ella está enfrente del recién inaugurado Centro de Creación Contemporánea de Andalucía.

“Impresiona ver tu imagen tan grande como la de una publicidad, que te ve todo el mundo. Estoy muy orgullosa de formar parte del proyecto y la gente me dice que lo estoy haciendo muy bien, que estoy representando muy bien a los dos colectivos que represento, a los gitanos y a los transexuales”, habla calmada Escobedo, que hace 11 años que empezó el proceso de cambio y asume con responsabilidad el ejemplo que puede llegar a ser. “Va poco a poco, pero ya se ve notablemente cómo cada vez tengo más respeto y admiración. Cuando alguien solo ve tu etiqueta y no te conoce, te juzga, pero despacito se consigue”, considera.

Este proyecto le ha dado la oportunidad de visibilizar más su mensaje. “La gente de mi barrio lo ha entendido después de verme. Es una iniciativa muy bonita, no solo por mí, sino por demostrar también que aquí no hay solo pobreza, vagos y mala imagen”, apunta Escobedo. Por las calles también hay fotomurales gigantes, de una tricampeona nacional de Taekwondo, de chavales que dan clases gratis de parkour para motivar a los más pequeños, de una voluntaria entregada a causas sociales, de un vecino que dejó su trabajo fijo por reflotar una empresa familiar, de un adolescente con excelentes resultados escolares capaz de resolver en instantes el cubo de Rubik, y de una formada madre soltera gitana.

“Hay muchos que tenemos estudios, que luchamos en este barrio”, apunta Escobedo, que aunque ahora está desempleada, cuenta que ha estudiado un grado de comercio y ha trabajado como dependienta y modelo desde los 18 años. “Es difícil encontrar un empleo. Y en mi caso creo que me marca más ser transexual que gitana. Porque por ser morena o con los rasgos más marcados puede no notarse tanto, pero no se quiere la imagen de transexual en las empresas”, dice dubitativa y convencida de que en Madrid o Barcelona no se vive tanto esta discriminación.

Tiene experiencia en eso. “En el colegio me aislaba triste porque no sabía qué me pasaba. El psicólogo me ayudaba pero tampoco sabía cómo explicarlo. Hace 11 años no había nada para atendernos. Fui la primera transexual del barrio y de otras zonas de Córdoba, me ayudaron las asociaciones y fui moviendo papeles y todo para saber qué hacer”, recuerda ahora tras destacar que el apoyo de su madre ha sido siempre clave para ella. “Al principio ninguno entendíamos qué me estaba pasando, no había nada de información. Somos una familia gitana tradicional y al principio fue difícil, pero no diferente del resto de familias. Hay quien lo entiende mejor y quien no tanto”, detalla.

Y a su familia ha llevado por sorpresa este lunes a la inauguración del fotomural en Córdoba, sin avisarles de que iba a aparecer en una imagen colosal a apenas unos metros de sus casas. “Se quedaron boquiabiertos. Estamos todos muy contentos”, concluye. Ya forma parte de la ruta efímera de héroes del barrio que comenzó en febrero propuesta por la empresa Alas6enlaplaya, que tras una selección hecha de forma participativa entre asociaciones, institutos, y otras entidades, quedó con los siete definitivos. Los fotomurales, obra del colaborador de EL PAÍS Juan Carlos Toro, se despegarán con el tiempo, el mensaje quedará latente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *