V Jornadas sobre Policía, Diversidad y Derechos

Autor: Fernando Ramón

Que la Facultad de Derecho de Albacete (UCLM) acogiera las V Jornadas sobre Policía, Diversidad y Derechos es una poderosa carta de presentación y el hecho de que la Asociación de Familias de Menores Transexuales Chrysallis haya sido convocada al evento es sencillamente un orgullo. En el Salón de Actos de la referida facultad, con las interesantísimas ponencias, la Diversidad y los Derechos fueron analizados como si de un prisma se tratara con sus diversas caras y aristas desde el Activismo, la Criminología, el Derecho, la Judicatura…asentado sobre las bases de la realidad LGTBI y la Policía.

A nadie le generó dudas que en España se estaba avanzando en derechos LGTBI, sobre todo si miramos hacia atrás, aunque sea de soslayo, pero también quedó patente que aún queda un camino largo para recorrer, no exento de contradicciones. Tras analizar la situación en las diversas Comunidades Autónomas quedó evidenciado que, a pesar de estar cubiertos por el manto Constitucional, las personas LGTBI no tienen los mismos derechos según la Comunidad Autónoma de residencia, resultando el panorama desolador si de derechos de menores hablamos, concluyendo que es absolutamente necesaria la aprobación una Ley estatal que venga a paliar la situación actual.

La Discriminación y los Delitos de Odio respecto a los derechos LGTBI, fue otra cuestión a tratar, íntimamente relacionada con la Policía. No podemos obviar que quienes cumplen y hacen cumplir la Ley, son imprescindibles en un sistema democrático como el nuestro. Sin los puntales que representan las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad, el edificio democrático podría tambalearse, pero también es condición sine qua non que para ello tengan medios y formación.

Desde Chrysallis aportamos nuestra visión de la transexualidad desde la familia, bajo la cara de la experiencia, que a veces nos hace más conscientes de las aristas en la lucha cotidiana hacia una igualdad plena y real de nuestros menores para quienes soñamos con una sociedad libre de prejuicios y discriminaciones en la cual una persona sólo tenga derecho a mirar a otra hacia abajo, cuando ha de ayudarle a levantarse.

Unas jornadas más que recomendables donde todas y todos hemos crecido un poco más.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *