Menú Cerrar

8 cosas tránsfobas que haces sin darte cuenta

8 cosas tránsfobas que haces sin darte cuenta

Muchas personas todavía tenemos mucha transfobia interiorizada, algo que debemos reeducar poco a poco.

Fuente (editada): Los Replicantes | Nicolás Morales Dámaso | 24 Febrero 2019

Las personas que no nos identificamos con el género que se nos fue asignado al nacer tenemos que lidiar a diario con comportamientos y comentarios indiscretos que borran nuestra existencia y que demuestran una vez más que queda mucho por hacer, educar y visibilizar. A continuación te dejamos con 8 cosas tránsfobas que puedes haber hecho sin darte cuenta:

1 «No pareces trans»

Este tipo de publicaciones solo busca el morbo, Ángela Ponce no se ha 'convertido' en mujer, siempre lo ha sido
Este tipo de publicaciones solo busca el morbo, Ángela Ponce no se ha ‘convertido’ en mujer, siempre lo ha sido

La concepción de que a una persona trans se le tiene que notar que lo es está algo anticuada y, por supuesto, no se cumple. Peor todavía es recibir un «pues no pareces trans» en forma de halago. No cumplir con lo cisnormativo no es malo, al igual que cumplir con ello tampoco tiene que ser motivo de congratulación.

Las personas transexuales también cumplimos eso de «venir en todas las formas, tamaños y colores» que se aplica para el resto de la población, somos diversas. Por supuesto, también son problemáticos los posts en medios de «este hombre antes era una mujer» acompañados de una foto pre-transición y otra post-transición hormonal y quirúrgica. En primer lugar nunca fue una mujer y en segundo lugar, hormonarse y operarse no valida a una persona como trans.

2 «Sentirse mujer/hombre»

No nos sentimos, somos
No nos sentimos, somos

El sexo es una identidad, no se siente, se es. Una mujer trans no es un hombre que se siente mujer, es una MUJER y un hombre trans no es una mujer que se siente hombre, es un HOMBRE. Partimos de que unos cromosomas XX o XY no te hacen hombre o mujer, estas etiquetas y roles inamovibles han sido creados únicamente por el ser humano.

3 Preguntar por los genitales

¿Le preguntarías a cualquier persona por sus genitales? La respuesta probablemente sea no. Con las personas transexuales el comportamiento debería ser igual. Preguntarle a alguien por partes tan íntimas es de mala educación, pone en un aprieto a la otra persona y saberlo no te influye en absolutamente nada.

No somos personas raras ni monos de feria, no te debemos ninguna información que solo va a ser utilizada para alimentar tu morbo. Tampoco te influye si queremos operarnos o no y hacerlo no es obligatorio para completar una transición. Cada uno transiciona como quiere.

4 Los ‘gender reveal’

La tradición anglosajona de los ‘gender reveal’ cada vez se asienta más en nuestra cultura. Es difícil no haberse encontrado alguna vez con vídeos en las redes sociales en les futures adres revelan el ‘sexo’ de su descendencia con una fiesta frente amistades y familiares.

Sí, personas que si van a tener un bebé con vagina decoran la celebración de rosa y purpurina y si en cambio tiene pene, de azul y con cochecitos. Desde luego la obsesión de las personas cis con el sexo y el género comienza con los colores y termina por asumir los gustos e identidad de una criatura que ni siquiera ha nacido.

5 Identificar unos genitales con un sexo

Marcha contra la violencia machista
Marcha contra la violencia machista

En nuestro día a día se sigue apostando por la generalidad, dejando a un lado las realidades trans. Por ejemplo: los productos de higiene menstrual, mal llamados de ‘higiene femenina’ o utilizar la expresión ‘miembro viril’ para referirse al pene.

Otro ejemplo es común que se dé en manifestaciones feministas, cuando se levantan las manos en forma de rombo representando una vagina. Es comprensible que la mayoría de mujeres sea cisexual y la vagina es símbolo, por ejemplo, de la capacidad de parir. Sin embargo, en busca de un feminismo interseccional, dicho signo queda obsoleto.

6 «No estaría con alguien trans»

Rechazar a una persona por el hecho de ser trans, es transfóbico. No querer mantener relaciones con alguien solo por sus genitales es discriminatorio y demuestra que no te atrae un sexo, sino un aparato reproductor. Cabe recalcar también que si un hombre mantiene relaciones sexuales con una mujer trans sería una pareja heterosexual, lo mismo con el caso contrario.

Que no cunda el pánico. Esto obviamente no implica que debas mantener relaciones con alguien trans sí o sí. Significa que si alguien te atrae hasta que conoces su transexualidad, quizá tengas transfobia interiorizada. El siguiente vídeo lo explica muy bien y más completo.

7 Las mujeres trans forman parte del feminismo

Las llamadas TERF (feministas con exclusión de personas trans), son un grupo que rechaza la inclusión de las mujeres trans a la lucha feminista y así mismo consideran que en última instancia son hombres disfrazados que violentan y ocupan sus espacios. Evidentemente esta reflexión hace aguas. Se trata de una corriente anclada en el biologicismo, que aparentemente las percibe como penes andantes.

Las mujeres trans son un colectivo muy vulnerable que necesita del movimiento feminista y tiene derecho a participar en su lucha. Sufren doble discriminación, por ser trans y por ser mujer. La célebre activista Angela Davis en su visita a Madrid el pasado octubre instó a formar un feminismo lo más amplio e interseccional posible: «Hablo de las mujeres desde el sentido más amplio de la palabra. Y eso incluye a las mujeres transexuales».

8 Los baños separados por sexo

La experiencia ya es incómoda de por sí para estas personas
La experiencia ya es incómoda de por sí para estas personas

Cierto es que la segregación de los baños por sexo se puede comprender como cierta protección hacia la mujer, creando un lugar en el que solo pueden acceder ellas. Sin embargo, esta separación binaria no tiene en cuenta a personas trans que no pasan como cisexuales y tampoco a personas trans de género no binario.

La instalación de más baños sin sexo sería un paso importante hacia la inclusión. Además, la gente acude a los servicios a realizar sus necesidades, como mucho a peinarse o retocarse el maquillaje, nada más allá. Lo que puedes hacer para ayudar a estas personas no binarias o que no son leídas como cisexuales, es evitar miradas cuestionantes y preguntas indiscretas, pues ya estarán lo suficientemente incómodas.

Share
Publicado en Otros artículos

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.