Menú Cerrar

Chrysallis denuncia a la Consejería de Educación de Andalucía ante el Defensor del Pueblo

Chrysallis Andalucía ha presentado una queja ante el Defensor del Pueblo Andaluz, por una serie de casos en los que la Consejería de Educación y Deporte de la Junta de Andalucía no ha facilitado el cambio de nombre en la aplicación Séneca, en contra del criterio de actuación que impone la Ley 2/2014, de 8 de julio, integral para la no discriminación por motivos de identidad de género y reconocimiento de los derechos de las personas transexuales de Andalucía.

La inmensa mayoría de los centros educativos de Andalucía modifican los datos del alumnado trans* en la plataforma Séneca. Con ello se evitan errores en la lectura de listados, en la impresión de calificaciones, permite la matriculación respetando la identidad de género, así como que ésta se vea reconocida en la aplicación iPasen. De hecho, de las más de 300 familias que componen Chrysallis Andalucía, la queja se refiere sólo a cinco centros, respecto de los cuales la Consejería de Educación no ha dado las indicaciones necesarias para que se proceda al cambio de datos. Se trata de tres centros de Almería, uno de Dos Hermanas y otro de Jerez de la Frontera.

Mientras que la Consejería de Igualdad ha hecho todo tipo de esfuerzos para solucionar esas incidencias, no ha ocurrido lo mismo con la Consejería de Educación, a la que Chrysallis lleva años pidiendo una solución global. En mayo de 2018, la Consejería de Educación se comprometió con Chrysallis a habilitar una funcionalidad en la aplicación Séneca, que permitiera hacer figurar los datos correspondientes a la identidad de género y al mismo tiempo mantener ocultos los datos registrales. Sin embargo, a pesar del tiempo transcurrido, ese compromiso sigue sin cumplirse. En julio de 2019, Chrysallis solicitó a la Consejería que publicara una Instrucción que aclarara que sí deben cambiarse esos datos en Séneca, sin perjuicio de que por supuesto la expedición de un título deba hacerse con los datos registrales. Lo que pide Chrysallis para Andalucía es algo que ya prevén expresamente los protocolos de otras Comunidades Autónomas, que sí contemplan cambios en la aplicaciones equivalentes a Séneca, como sucede en la Región de Murcia con la aplicación Plumier XXI, o en Canarias con Pincel Ekade. Es una medida que no genera problemas; al contrario, evita el menoscabo de derechos fundamentales. Prueba de ello son los cientos de centros educativos andaluces en los que sí se cambian los datos en Séneca, con total respeto a la dignidad del alumnado, y sin ninguna incidencia en la expedición de títulos.

Share
Publicado en Notas de prensa

1 Comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies