“Las personas transexuales no nacen en un cuerpo equivocado”

Fuente: El Faro Melilla 

  • La entidad de familias de menores trans incide en la importancia de dar una mayor visibilidad a la transexualidad

  • “Cada vez hay menos personas transexuales que deciden operarse”

La delegación de la Asociación Chrysallis, como quien dice, acaba de nacer en Melilla. Su andadura en la ciudad se remonta a abril de este año, pero ya ha conseguido algo importante: que la comunidad educativa se ponga en marcha para que se apruebe un protocolo de actuación que facilite el proceso de transición de los niños y las niñas transexuales en los colegios. No obstante, como apunta el delegado local de la entidad, Fidel Martínez, todavía hay que trabajar mucho para erradicar el desconocimiento social que rodea a la transexualidad: ni las personas trans nacen en un cuerpo equivocado, ni todas se quieren operar ni, por supuesto, la transexualidad es una patología.

–¿Qué ha conseguido hasta ahora la delegación de Chrysallis en Melilla y qué otros retos futuros afronta?

–Hasta el momento hemos conseguido poco porque no llevamos mucho tiempo en la ciudad, desde abril de este año. Lo que hemos logrado es que la comunidad educativa se ponga a trabajar en la elaboración de un protocolo de actuación para reaccionar ante la aparición de casos de niños y niñas trans, pero también para formar a profesores y empleados de los colegios de Melilla. Se supone que a finales de este mes ya quedará redactado para que se apruebe y se ponga en marcha. Como reto, nos hemos marcado obtener una mayor visibilidad. Nos gustaría que, igual que hay actividades orientadas a la violencia de género, las haya también para dar visibilidad a la transexualidad.

–¿Cómo reacciona la sociedad melillense ante los niños y las niñas trans?

–Yo puedo hablar del caso de mi hija. Afortunadamente, no hemos tenido problemas con nadie. Ni en el colegio, ni con la gente, ni con los amigos ni familiares. Al contrario, hemos sentido mucho apoyo y muestras de cariño. También es verdad que las personas que estén en contra de este colectivo no me lo van a decir porque sabe que me haría daño.

–En Melilla hubo un caso de un profesor que discriminaba a un alumno transexual. ¿Este tipo de conducta es minoritaria?

–Exacto. Yo pienso que este es un caso aislado porque no me he encontrado con ningún otro profesor que se haya puesto en contra de los menores trans. No obstante, es por casos como el de este maestro por lo que le propuse al director provincial de Educación, José Manuel Calzado, que el protocolo sobre niños y niñas transexuales implicase también a los docentes. Y él estuvo completamente de acuerdo. Yo puedo entender que cada persona puede tener su propio pensamiento, pero a la hora de ir a trabajar tiene que quedar al margen porque los alumnos no deben percibir discriminación por este motivo.

–Uno de los lemas de Chrysallis es que la transexualidad es una forma más de diversidad y no una patología.

–Afortunadamente la Organización Mundial de la Salud (OMS) dejará de considerar la transexualidad como una patología dentro de muy poco. En este sentido, sentimos que va a suponer un gran avance. Yo creo que las personas que la tratan como si fuera una patología es por puro desconocimiento. Ningún psiquiatra, ni psicólogo, ni médico, ni juez puede determinar cuál es la identidad de una persona porque eso es algo muy íntimo. Es algo que sabe la propia persona, sea mayor o menor. Incluso en edades muy tempranas, los niños y las niñas trans tienen muy claro lo que son.

–¿Cuáles son las primeras manifestaciones más comunes sobre la identidad de los niños y las niñas trans?

–La verdad es que cada menor es un mundo. No todas las primeras manifestaciones aparecen a la misma edad ni son las mismas. Entre las niñas, por ejemplo, que se refieren a sí mismas con el género femenino. Algunas preguntan cuándo se les va a caer en pene o el ombligo. Y les fascina ponerse cosas en el pelo, como toallas, una bufanda enrollada o una peluca. En el caso de los chicos, que casi nunca quieren ponerse falda, prefieren ir con pantalones. Tampoco les suele gustar el pelo largo, llevar pinzas en el cabello o ir con una coleta. Estas son algunas de las muestras que dan en edades muy tempranas.

–¿Qué errores son los más recurrentes al referirnos a las personas transexuales?

–Un error enorme es la creencia de que las personas trans han nacido en un cuerpo equivocado. Es algo que, además, se escucha con mucha frecuencia, incluso en medios de comunicación, pero no es correcto. El cuerpo de cualquier niño o niña transexual está igual de bien que el del resto. Cada persona tiene su cuerpo y tiene que sentirse orgullosa de él. Es más, ahora cada vez hay menos personas trans que se quieren operar. Esto es así porque sienten menos la presión social, porque están viendo que se les acepta tal y como son. Hasta hace poco, los hombres y las mujeres transexuales se sentían casi en la obligación de hormonarse y operarse para no verse rechazados. Por otro lado, la palabra transexual debe usarse como el adjetivo de un sujeto y no sola, porque si no puede parecer despectiva. Además, desde Chrysallis creemos que nunca se debería identificar a las personas trans con un nombre registral.

–¿Las familias encuentran problemas a la hora de cambiar el nombre en el registro a los menores trans?

–En nuestro caso, no tuvimos problema. Todo fue bastante fácil. Eso sí, no hay ninguna legislación que hable sobre el cambio de nombre a los niños y las niñas transexuales, aunque sí la hay para las personas que son mayores de edad, que es la ley 3/2007. Entonces, se da la circunstancia de que es un juez el que tiene en su poder decidir si un niño o una niña puede llamarse con un nombre con el que se sienta identificado o si, por el contrario, en sus documentos tiene que permanecer el nombre registral, con lo que ello supone. Por eso es muy necesario que se modifique la ley.

Share

One thought on ““Las personas transexuales no nacen en un cuerpo equivocado”

  1. Di que sí, Fidel. Con Testimonios y valentía como la tuya podrá dejar de verse esta situación como una tragedia y se verá con la naturalidad que tiene . Gracias Fidel y familia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.